Los “fallos catastróficos” que causaron la muerte de decenas de bebés en una maternidad británica

Rhiannon Davis (fotografiada con su hija Kate, que murió en 2009) hizo campaña durante años.

 

 

 

201 bebés y nueve madres pueden haber muerto -y decenas de recién nacidos haber sufrido lesiones que les cambiaron la vida- a causa de errores “sin precedentes” en un hospital del sistema de salud británico (NHS, por sus siglas en inglés).

Por BBC Mundo

La partera Donna Ockenden examinó las prácticas que se llevaron a cabo en la maternidad del Hospital Shrewsbury y Telford NHS Trust (SaTH), en el noroeste de Inglaterra, a lo largo de 20 años, y encontró “fallos catastróficos”.

Su informe señala que las muertes de bebés ocurridas en el centro hospitalario a menudo no fueron investigadas y que muchos padres y madres cuyos hijos murieron no fueron escuchados.

El reporte dice que hubo “fallos reiterados” en la atención médica y que incluso se culpó a algunas madres de su propia muerte.

El hospital se disculpó a las familias afectas y describió el informe como “profundamente lamentable”. También dijo que ya se habían efectuado muchos cambios señalados por Ockenden.

Pero para algunas mujeres afectadas, como Kayleigh Griffiths, cuya hija Pippa murió en 2016, aparentemente a causas de esas “fallas”, esas palabras “no van a ser suficientes”.

“Hasta que no dejemos de recibir historias -que seguimos teniendo en estos días- sobre la atención deficiente en el SaTH, no estaremos satisfechas con las mejoras que se hayan realizado”, declaró.

Para seguir leyendo, clic AQUÍ.