Fallo de La Haya: siga en vivo decisión de demanda de Nicaragua a Colombia

Al norte de Serrana está cayo Serranilla, donde otros doce marinos se someten a situaciones similares. FOTO: Manuel Alzate

 

La Corte Internacional de La Haya lee este jueves el fallo en el caso por las supuestas violaciones de derechos soberanos y espacios marítimos en el mar Caribe, el cual está relacionado con el litigio de Colombia con Nicaragua por derechos económicos en parte de la zona limítrofe.

Por eltiempo.com

Hay dos litigios. El primero, iniciado el 16 de septiembre de 2013, corresponde a la delimitación de la plataforma continental entre Nicaragua y Colombia más allá de las 200 millas náuticas. Y el segundo, instaurado el 26 de noviembre de 2013, corresponde a las supuestas violaciones de derechos soberanos y espacios marítimos en el mar Caribe.

Son varios puntos, entre los cuales están si hubo o no incumplimiento de parte de Colombia a la aplicación del fallo del 2012. También, si hubo o no violación de los derechos de Nicaragua con la presencia de las operaciones que realiza la Armada colombiana en la zona y por algunos permisos de pesca que Colombia expidió. También si habría violaciones por el ofrecimiento que en su momento hizo de algunas áreas de exploración petrolera en el Caribe.

Señal en Vivo

Esto dice la Corte

¿Hubo violación de Colombia a los derechos de Nicaragua?

Sobre las alegaciones, la Corte Internacional consideró que Nicaragua no pudo probar si hubo o no violación de los derechos de ese país con la presencia de las operaciones que realiza la Armada colombiana en la zona y por algunos permisos de pesca que Colombia expidió.

De esta manera, estableció que desestima este punto por falta de pruebas.

¿Colombia violó las zonas de pesca de Nicaragua?

La Corte señala que la conducta de Colombia va en contravía de artículos internacionales y violó los derechos de Nicaragua en su zona exclusiva económica y marítima, tratando de ejercer control sobre los ejercicios de conservación.

Según la Corte, Colombia sigue autorizando pesca en parte de la zona económica exclusiva de Nicaragua, en particular en la zona de Luna verde.

La Corte investiga si Colombia autorizó pesca e investigación en áreas de zona económica exclusiva de ese país.

De esta manera, la Corte dice que se confirma que Colombia autorizó pesca en zonas nicaragüenses, violando así los derechos de ese país.

Sobre el tema de investigación en esas áreas no hay prueba. Igual que ha autorizado exploración de zonas energéticas, por lo que Colombia violó los derechos de Nicaragua.

Así, la demanda de Nicaragua es admisible.

¿Tiene Colombia derecho a una zona contigua?

La Corte nota que no hay delimitaciones a la zona contigua y están determinadas por diferentes leyes.

De esta manera, decide que Colombia tiene derecho a establecer una zona contigua en San Andrés. Sin embargo, se evaluará sus alcances y los poderes del país en dicho territorio, debido a que se sobreponen con los de Nicaragua.

No obstante, la Corte concluye que Colombia debe respetar la soberanía de Nicaragua y, conforme a las leyes internacionales, tiene que remediar las violaciones en las cuales incurrió.

Contrademanda: ¿cuáles son los derechos de pesca de los raizales?

La Corte señaló que Colombia presentó once pruebas para demostrar la pesca artesanal de los raizales en zona exclusiva económica de Nicaragua; sin embargo, estas no demuestran los periodos de tiempo ni que esta población estuviese ubicada en áreas que ahora son nicaragüenses.

Además, la Corte manifestó que el presidente Daniel Ortega ha reconocido que hay que defender los derechos de los raizales para seguir pescando en esas zonas, pero no ve que Nicaragua haya reconocido el derecho de pescar a los raizales colombianos sin autorización.

La Corte concluye que Colombia no logró probar que los raizales tienen derechos de pesca en la zona económica exclusiva de Nicaragua.

De esta manera, la Corte desechó la contrademanda. Además, señaló que hay voluntad de Nicaragua para negociar estas zonas con Colombia, por lo que solicitó una negociación bilateral entre las dos partes.

Se estableció, también, que los raizales pueden navegar libremente en zonas exclusivas económicas de Nicaragua.