Jubilados venezolanos quieren “morir de viejos y no de hambre”

Cansados del silencio del chavismo: pensionados y jubilados exigen una pensión igual a la canasta básica

 

 

 





Con un dólar diario no podemos vivir”, mencionaron los jubilados y pensionados de Barquisimeto, que siguiendo la convocatoria nacional, este martes se dirigieron a la Inspectoría del Trabajo para exigir respuesta al documento que introdujeron el pasado 9 de marzo en el que exigen una pensión igual al costo de la canasta básica alimentaria.

Corresponsalía lapatilla.com 

Acompañados de gremios y sindicatos, una vez más un nutrido grupo de jubilados y pensionados de la región larense, se movilizaron por las principales calles del centro de Barquisimeto para exigir un salario que se ajuste a la realidad económica actual.

Para Alberto Perozo, secretario de Reclamos del Sindicato del Sector Eléctrico del estado Lara, el régimen está ejerciendo el control social con los pensionados y jubilados, quienes en su momento les fueron útiles a la nación.

Denunció Perozo la calidad de los alimentos que reciben los jubilados, asegurando que la comida en la mayoría de los casos viene en mal estado.

Nuestros jubilados quieren morir de viejo y no de hambre“, dijo el sindicalista, al tiempo en que agregó que estas personas no tienen con qué comer y costear la alimentación básica y los tratamientos médicos.

Ante eso, exigen a las autoridades del régimen respeto al artículo 91 de la Constitución, a la Ley del Trabajo y a los Derechos Humanos.

Por otro lado, solicitan cesen las persecuciones a la masa trabajadora activa, que en los últimos meses ha sido víctima de amenazas y amedrentamiento por parte de los patronatos por el simple hecho de manifestar y exigir reivindicaciones salariales.

En esta nueva jornada de protesta, los jubilados no fueron recibidos por ningún representante de ese organismo. Sin embargo, la misma sirvió para continuar alzando la voz, exigiendo respuesta ante el silencio administrativo permanente en todas las instituciones en las que han reclamado mejoras salariales.