Kira, la niña de tres meses que murió junto a su madre y abuela en Odesa

Twitter @ua_parliament

 

Al menos ocho personas murieron y 18 resultaron heridas en el ataque del sábado a la ciudad portuaria de Odesa, en el sur de Ucrania. Entre las víctimas estaban Valeria Hlodan, de 27 años, su pequeña hija Kira y la madre de Valeria, Liudmila, originaria de Rusia.

Por abc.es

En un discurso a la nación, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, contó cómo una de las víctimas, la pequeña Kira, tenía solo un mes cuando comenzó la guerra. «¿Cómo amenazó a Rusia? Parece que matar niños es una nueva idea nacional de la Federación Rusa», dijo el líder ucraniano en su discurso nocturno a los ucranianos. Calificó de «bastardos» a quienes habían planeado y llevado a cabo el ataque.

El esposo de Valeria, Yuriy, publicó una foto de su mujer e hija en un tributo desgarrador en las redes sociales.

Escribió: «¡Queridas mías! ¡Estáis en nuestros corazones!».

La misma foto, que muestra a Valeria radiante mientras alimenta a su bebé con biberón, también se compartió en la cuenta oficial de Twitter del parlamento ucraniano. El tuit decía: «Una madre joven y encantadora y su hija de tres meses. Rusia les quitó la vida hoy cuando un cohete ruso alcanzó un edificio residencial en Odesa. QEPD, nuestros ángeles».

Yuriy estuvo en el edificio destrozado el domingo para llevarse lo que podía salvar del apartamento. Álbumes de fotos, la colección de sobres de azúcar de su esposa, notas escritas a mano. Encontró el cochecito de su bebé en pedazos.

«Era una gran madre, amiga, con todas las mejores cualidades. Me será imposible encontrar a alguien más como Valeria. Era perfecta. Una persona así te la pueden dar solo una vez en la vida y es un regalo de parte de Dios», contó Yuriy a la BBC. «Estábamos muy felices cuando nació», recordó sobre el nacimiento de Kira. «Es muy difícil para mí darme cuenta ahora de que mi hija y mi esposa ya no están aquí. Todo mi mundo fue destruido ayer por un misil ruso».

Valeria estaba tan emocionada por la llegada de Kira que organizó una sesión de fotos antes de dar a luz: «Esas fueron las mejores 40 semanas. Nuestra niña ya tiene un mes. Papá le dio sus primeras flores. Es un nuevo nivel de felicidad».

Anton Gerashchenko, asesor del Ministerio del Interior, dijo: «Odesa nunca perdonará el asesinato de sus hijos. Pereció toda una familia: Liudmila Yavkina, su hija Valeria y su nieta de tres meses, Kira. El odio está llenando nuestros corazones. Este era un patio ordinario de un bloque de apartamentos ordinario en Odesa. Era fiesta, el sábado anterior a Pascua, así que había niños jugando en el patio, había risas, había vida».