Se cae a pedazos CDI y Centro de Rehabilitación en Aguada Grande, Lara (FOTOS)

 

Ubicada a 103 kilómetros de la ciudad de Barquisimeto, la población de Aguada Grande, localidad que pertenece al municipio Urdaneta del estado Lara, sucumbe entre las necesidades y la falta de atención gubernamental. Y es que su distancia entre el resto de los municipios larenses, mantiene a los aguadenses a la buena de Dios, principalmente en materia sanitaria.

Por: Corresponsalía La Patilla

El sistema de salud de Aguada Grande está en estado crítico. Cerca de 4.000 habitantes se mantienen pasando penurias al no contar con un centro de salud principal que les permita recibir atención primaria.

“Sálvese quien pueda”, así cataloga Wilmer Álvarez la situación en esta localidad, donde apenas cuentan con un ambulatorio, un Centro de Diagnóstico Integral, (CDI) y una Sala de Rehabilitación Integral, (SRI), estos últimos pertenecientes a la Misión Barrio Adentro del régimen chavista, que hoy muestran un franco deterioro, producto de la falta de atención.

La vía que conduce hacia Aguada Grande está en pésimas condiciones, lo que implica que el recorrido entre esa localidad y Barquisimeto sea una lenta tortura, por lo que una persona debe invertir hasta tres horas para poder trasladarse a la capital larense. Si el paciente va en mal estado de salud, corre el riesgo de fallecer en el camino.

A todo esto se le suma que solamente cuentan con una sola ambulancia para el traslado de los pacientes, pero no todo el tiempo se encuentra operativa, por lo que no les queda más remedio que desembolsillar altas sumas de dinero para poder costear un transporte privado.

Aunque Álvarez asegura que en el pueblo las personas reciben atención primaria para casos muy puntuales, no deja de mencionar el calvario que deben atravesar para adquirir una medicina, ya que no cuentan con farmacias, sino que el expendio es a través de boticarios, cuyos precios son muy elevados, en bodegas o personas que las traen desde Colombia. De presentarse una emergencia en horas de la noche no tienen cómo resolver, ya que no prestan el servicio las 24 horas.

Se cae el techo

 

 

Sin importarles la existencia de los equipos médicos, la SRI de Aguada Grande tiene buena parte del techo deteriorado y requiere reparación inmediata, pues de lo contrario se corre el riesgo de que colapse en su totalidad.

Sobre este tema se conoció que ya han realizado varias solicitudes a los organismos con competencia, pero no han obtenido respuesta a la situación.

Mencionan fuentes cercanas a este centro de asistencia social, que temen que los equipos sean hurtados o, en el peor de los casos, se dañen por estar prácticamente que a la intemperie.

 

 

Los aguadenses se sienten marginados por el gobierno chavista de Lara. Aseguran que lo poco que llega al municipio Urdaneta se queda en su capital, Siquisique, quienes son los que esporádicamente reciben la visita del gobernador Adolfo Pereira, mientras que en Aguada Grande siguen agudizándose los problemas, no solo en materia de salud, sino en la parte de vialidad, agua, educación, aseo urbano y aguas servidas.