Invasión a Ucrania: Un arsenal en camino “para ganarle la guerra a Putin”

AUSTIN FRALEY | AFP

 

Mientras que el régimen de Vladimir Putin ordena “borrar” la palabra Ucrania de los libros de texto, en el mundo real el país se hace fuerte. La moral de combate sigue alta gracias a las victorias de Kiev y Chernigov, al hundimiento del crucero Moskva, a los ataques a almacenes de armas y combustible más allá de las fronteras rusas y, sobre todo, a la marcha de la guerra, en la que la ofensiva del Kremlin vuelve a atascarse en el Donbás igual que se atascó en la lucha por la capital.

Por: El Mundo

Rusia encara semanas decisivas para tratar de reconducir una invasión hasta ahora fallida. De momento, los avances tanto desde Izyum como desde Popasna para tratar de embolsar a las tropas ucranianas en el Donbás van demasiado lentos y a un coste altísimo. Según el análisis de fuentes abiertas Oryx, es raro el día en el que Ucrania no destruye al menos 10 tanques rusos, dos o tres helicópteros y unos 15 blindados de transporte. El pasado martes cayeron incluso dos bombarderos Su34, de lo mejor que tiene la fuerza aérea rusa. Eso, sin contar con las bajas. Uno de los batallones desplegados en Izyum es el 64 motorizado, es decir, los carniceros de Bucha condecorados por Putin. Ucrania conoce la posición de esos soldados y está castigando sus posiciones y sus carros blindados. Varios vídeos lo demuestran.

El tiempo corre en contra de Rusia y a favor de Ucrania. Putin se muestra receloso de declarar el estado de guerra, lo que le permitiría hacer una leva de reservistas para cubrir las enormes pérdidas sufridas desde el 24 de febrero pero le obligaría a abandonar esa ridícula denominación de “operación militar especial”. El problema para él es que Ucrania está empezando a recibir material bélico pesado que ya supera, con mucho, el primer armamento recibido durante las primeras semanas, que era defensivo y de corto rango.

Ahora Kiev va a tener herramientas no sólo para frenar las ofensivas que Rusia comenzó en el Donbás hace un par de semanas, sino para contraatacar y recuperar terreno. Esa es la intención de EEUU: “ganarle la guerra a Putin”, como dijo Lloyd Austin, secretario de Defensa de EEUU, para impedirle que vuelva a intentar otra invasión similar en el futuro. Ucrania ya ha desplegado 112 carros de combate T72 M1, en su versión actualizada con tecnología OTAN procedentes de República Checa y Polonia y están en marcha 300 vehículos blindados de transporte de tropas M113 y Humvee, procedentes de EEUU, con otros 56 PBV checos y 120 Spartan y Husky británicos. Es decir, material bélico que hoy forma parte de la columna vertebral de los mejores ejércitos del mundo. Este despliegue tiene un problema: la complejidad logística de tener recambios y municiones para armamento tan variado.

Puedes leer la nota completa en El Mundo