Farmacias sin farmaceutas: el negocio que prolifera en Barinas como si fueran bodegas

 

Comercializar medicamentos en Barinas se ha convertido en el negocio más visible de los últimos tiempos, incluso, desplazando al rubro de los alimentos.

Por Corresponsalía La Patilla

El Colegio de Farmaceutas alertó a las autoridades sanitarias sobre los riesgos que esto implica y exigió una revisión exhaustiva para proteger a la población.

En un comunicado dejado en manos de la Autoridad Única de Salud en Barinas, Ángela Torres, los farmaceutas justifican sus exigencias en que estas nuevas farmacias y droguerías no tienen entre su personal a un licenciado en Farmacia, que viene a ser el garante de que en ese establecimiento haya un seguimiento a lo recetado por un médico, autoriza la venta del medicamento y orienta al consumidor sobre su administración en caso de presentar dudas.

El Colegio de Farmaceutas de Barinas ha mantenido una lucha contra la venta clandestina e ilegal de medicinas desde hace varios años, debido a que aprovechándose de la crisis del país, los buhoneros o vendedores de la calle comenzaron a comercializar fármacos traídos por contrabando al país, pasándolo por la frontera con Colombia.

Zorelis Torres, presidente del gremio farmaceuta, les ha hecho frente denunciando el problema, que de acuerdo a sus temores, pasó de las calles a locales comerciales, que debido a sus grandes vallas publicitarias no pasan desapercibidos en los distintos lugares que han sido instalados en todo el territorio de Barinas.