Policía de EEUU le disparó por la espalda a un pandillero… resultó que tenía 12 años

Thomas Siderio y el exoficial Edsaul Mendoza.

 

 

Un policía de Filadelfia fue acusado de asesinato por disparar por la espalda contra un niño de 12 años que abrió fuego al ser perseguido, según informó el lunes el fiscal de la ciudad.

El agente Edsaul Mendoza, de 26 años, que fue despedido de la policía en abril, fue arrestado el domingo y puesto bajo custodia por la muerte de Thomas Siderio a principios de marzo.

Fue acusado, entre otras cosas, de “asesinato en primer grado”, dijo el fiscal del distrito de Filadelfia, Larry Krasner.

Durante una rueda de prensa, las autoridades detallaron las circunstancias que llevaron a la muerte del niño.

Mendoza, que iba vestido de civil en el momento del tiroteo, se encontraba en una operación de vigilancia con otros tres agentes en un vehículo no identificado en Filadelfia, que como muchas otras grandes ciudades del país, sufre un aumento de la delincuencia.

Al ver a Siderio y a otro joven de 17 años, los policías decidieron dar la vuelta a la cuadra.

Entonces, encendieron las luces intermitentes y fue cuando el joven de 12 años abrió fuego contra su vehículo, según las autoridades.

Mendoza disparó de vuelta tres veces a Siderio, y otro agente disparó una vez. El niño huyó, pero según el fiscal del distrito, que dijo tener imágenes de video que describió como “muy difíciles de ver”, el adolescente ya había soltado su arma cuando fue asesinado.

“Cuando el agente Mendoza efectuó el tercer y fatal disparo, sabía que Thomas Siderio, de 12 años de edad, 1,52 metros de altura y 50 kilos, ya no tenía un arma ni capacidad para lastimarlo”, dijo Krasner.

“Pero, no obstante, le disparó un tiro por la espalda que lo mató”, agregó.

Un representante de un sindicato policial, citado por el diario The New York Times, dijo que Mendoza, “como cualquier otro ciudadano, tiene derecho al debido proceso, y confiamos en que nuestro sistema judicial protegerá el derecho constitucional de este agente a un juicio justo”.

AFP