El indignante caso de la niña violada en un transporte escolar en Ecuador

Detenido el sospechoso de violar a una menor en transporte escolar en Ecuador – Foto: @CarrilloRosero

 

El ministro del Interior de Ecuador, Patricio Carrillo, informó este martes de la detención del sospechoso de haber violado a una menor en un transporte escolar, del que era su conductor, el pasado 21 de abril en Quito, caso que ha provocado gran indignación social.

“Luego de la denuncia de violación a una estudiante del Colegio Dillon en días pasados, la Policía de Ecuador detuvo al acusado de este delito infame que indignó al país”, indicó Carrillo en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

El ministro afirmó que el compromiso del Gobierno “con la lucha contra la violencia hacia las mujeres es inclaudicable”.

 

La menor de 15 años fue supuestamente violada por el conductor del transporte escolar que la llevaba a su colegio de Quito, que se dio a la fuga tras dejarla junto a otros estudiantes en el centro.

La Fiscalía ecuatoriana informó del inicio de una investigación sobre este suceso, que habría ocurrido según los primeros indicios, cuando el conductor recogió en primer lugar a la menor y antes de ser trasladada al colegio.

Conforme a las sospechas, el conductor pudo haber drogado a su víctima, lo que apuntaría a una premeditación.

Los progenitores de la menor acusaron a la escuela de no haber brindado asistencia a su hija durante las cuatro horas que permaneció en las instalaciones educativas hasta que llegaron a recogerla, ni de ayudarles en las investigaciones, pues no les brindaron los datos del conductor, según medios locales.

El Ministerio de Educación indicó, cuando se conocieron los hechos, que la institución educativa activó los protocolos ante situaciones de violencia, lo que contempló el acompañamiento y protección a la estudiante, la comunicación directa con sus tutores y la presentación de una denuncia ante la Fiscalía.

Sin embargo, como parte de sus investigaciones, el Ministerio de Educación evaluará si las autoridades de la escuela donde estudia la denunciante cumplieron debidamente con todos los protocolos establecidos.

EFE