Nikolai Patrushev, el hombre a quien Putin le cedería el control de Rusia por supuesta cirugía por cáncer

Patrushev y Putin se conocieron en los 90; ambos tienen experiencia como agentes de inteligencia.

 

 

La salud del presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha vuelto a ser conversación en las últimas semanas, justo en medio de la operación militar que desplegó en Ucrania desde hace un poco más de dos meses. Los reportes de medios internacionales y supuestas fuentes cercanas al gobierno afirman que el mandatario tendría cáncer de tiroides o de intestino, demencia y hasta la enfermedad de Parkinson, así lo reseñó EL HERALDO.

Incluso, el pasado fin de semana comenzó a circular la versión de que Vladimir Putin sería sometido a una operación relacionada con el cáncer, y que estaría imposibilitado para gobernar durante algún tiempo. Evidentemente, el Kremlin no ha informado nada sobre la salud del presidente ruso de 69 años.

De acuerdo con el canal de Telegram General SVR, Putin tenía que ser intervenido quirúrgicamente hacia finales de abril, pero la operación se habría reprogramado para este mes. Justo la salud del líder de Rusia volvió a estar en el centro de las conversaciones luego de que se le viera sosteniendo firmemente una mesa durante una reunión con su ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, y tras su extraño comportamiento durante una misa de Pascua en la que lo acompañó Sergei Sobyanin, alcalde de Moscú.

El sucesor de Putin

En caso de que se confirmaran estos rumores, en medio de la guerra contra Ucrania, es evidente que Vladimir Putin no querría ceder el control de su gobierno, sin embargo, por recomendación médica tendría que hacerlo durante su recuperación. Y el indicado para tomar su lugar al menos unos días sería el hombre que considera su único amigo y aliado, Nikolai Patrushev, jefe del Consejo de Seguridad de la Policía Federal de Rusia.

Lee la nota completa en EL HERALDO