Informe de Cáritas denunció alarmantes cifras de desnutrición infantil en el país

Una niña en una cama en el Hospital Infantil “J.M. de los Ríos” de Caracas, Venezuela. REUTERS/Marco Bello – RTS1900Z

 

La desnutrición infantil en Venezuela es una realidad palpable y la organización Cáritas, perteneciente a la iglesia católica, logró recolectar datos que lo comprueban. A través de su boletín del Sistema Samán (Sistema de Alerta, Monitoreo y Atención en Nutrición y Salud), informaron que la población más afectada se ubica entre los menores de 6 meses de edad.

Por: CCN

Además de la desnutrición, que en algunos casos pasa de moderada a severa, también se evidenció la presencia de retraso en el crecimiento de la población infantil. Los datos fueron recabados gracias a los reportes de 12 diócesis del país.

De acuerdo con los reportes de Cáritas, para noviembre de 2021, al menos un 23% de los niños menores de 6 meses que fueron evaluados, presentaron desnutrición aguda. Por su parte, entre la población de menores de 5 años evaluados, un 28,1% presentó retraso en el crecimiento.

Las cifras obtenidas por la organización, pueden confirmar que el país atraviesa por una grave crisis en la salud pública, de acuerdo con los parámetros internacionales.

Uno de los detalles más relevantes fue el descubrimiento por parte de Cáritas, sobre los picos de desnutrición relacionados con el valor del dolar. Siendo que cuando la divisa aumentaba, también lo hacían las cifras de desnutrición en los niños venezolanos.

“Tomadas en conjunto, los registros revelan que más de un tercio de los niños en las parroquias evaluadas están en riesgo nutricional o daño nutricional ya instalado”, informó la organización.

Aunque las cifras son alarmantes, en comparación con el mismo estudio realizado en el año 2020, se notó una leve mejoría. Sin embargo, los niveles de desnutrición presentan variaciones de acuerdo con la zona geográfica de estudio.

La organización encontró que en San Fernando de Apure y en Machiques, estado Zulia, los niveles de desnutrición global alcanzan para determinar un estado de emergencia. De acuerdo con los datos del informe, los casos más graves de desnutrición fueron evidenciados en Machiques, Acarigua, Los Teques y San Fernando de Apure.