La deserción escolar es uno de los indicadores más sensibles a la crisis social en Venezuela, según Cecodap

Foto archivo

 

En el país no se manejan cifras oficiales y exactas del número de estudiantes que han dejado su formación académica por razones personales, sin embargo, la ciudadanía evidencia el aumento del trabajo infantil en las calles venezolanas.

Por 2001

Fernando Pereira, cofundador y vocero de Cecodap señala que “la deserción escolar es uno de los indicadores más sensibles a la crisis social que afecta a las familias venezolanas, en la medida en que no hay condiciones para garantizar la manutención y los gastos básicos de los miembros de la familia”.

El consultado destacó que es así como los jóvenes son incorporados en la vida laboral (por decisión propia o de los representantes).

“Este fenómeno se genera cuando los adolescentes y niños buscan poder tener cómo cubrir su propia alimentación, sus propios gastos básicos y en algunos casos los gastos del resto de la familia, al igual que los hermanos mayores que salen a trabajar para que los más pequeños puedan ser alimentados”, explicó Pereira.

El también educador destaca que este es un fenómeno mundial pero que en el caso de Venezuela “es un proceso que se instaló con la llegada de la emergencia humanitaria compleja”.