El Tiempo: Alias “Gentil Duarte”, jefe de disidencias de las Farc, habría muerto en atentado en Venezuela

GENTIL DUARTE GUERRILLERO DE LAS FARC DISIDENTE DE LAS FARC BLOQUE ORIENTAL DE LAS FARC Marzo 31 de 2016 Foto León Darío Peláez/ Semana – Foto: León Darío Peláez

 

 

 

 

En una explosión registrada en su campamento ubicado en el estado Zulia, en territorio venezolano, habría muerto Miguel Botache Santillana, alias Gentil Duarte, el poderoso jefe de las disidencias de la guerrilla que luego de desmovilizarse como parte del proceso de paz con las Farc incumplió sus compromisos y retomó las armas a mediados de 2016, así lo reseñó EL TIEMPO de Colombia.

EL TIEMPO confirmó con fuentes en los dos lados de la frontera que el exguerrillero, quien alcanzó a estar como representante de las Farc en La Habana, fue objeto de un atentado en su propio campamento.

Los hechos, según las fuentes consultadas, se registraron en zona rural de Casigua El Cubo, que hace parte del municipio Jesús María Semprún, en el estado Zulia.

Allí habría llegado ‘Gentil Duarte’ en noviembre del año pasado intentando escapar de la persecución de las autoridades de Colombia.

En marzo de 2021 el jefe de las disidencias, por quien se ofrece una recompensa de hasta dos mil millones de pesos, logró escapar de un bombardeo en las selvas del Guaviare en el que murieron 12 personas y luego, en julio, huyó herido de una nueva operación de la Policía realizada esta vez en la vereda El Camuya, zona rural de San Vicente del Caguán, Caquetá.

Imágenes del campamento en el que habría muerto el exguerrillero. FOTO: Archivo particular.

 

 

 

 

Este diario estableció que el exguerrillero resultó gravemente herido en un brazo y fue operado, pero perdió la movilidad de esa extremidad.

EL TIEMPO conoció en exclusiva detalles de su huida a Venezuela y la desconfianza que tenía Botache Santillana de sus propios hombres que lo llevaron a salir del país y del atentado en el que habría perdido la vida junto a su compañera sentimental.

Se conoció que el exguerrillero buscó la protección de Javier Alonso Veloza García, alias Jhon Mechas, señalado jefe de las disidencias del frente 33 y quien es considerado el autor de la explosión de un artefacto contra una sede de la Policía en el sur de Bogotá perpetrado a finales de marzo y que le costó la vida a dos menores de edad.

Jhon Mechas’, lo ubicó, según las fuentes, en un campamento en Venezuela alrededor de 14 kilómetros de la línea de frontera con Colombia. Allí, el exguerrillero permanecía junto a una menor llamada ‘Salomé’, quien sería su compañera sentimental, y estaba protegido por cerca de 40 integrantes de las disidencias.

Ese campamento fue infiltrado por desconocidos la madrugada del miércoles 4 de mayo y la zona en donde se encontraba el cambuche, donde estaban ‘Gentil Duarte’ y ‘Salomé’, explotó. Esto les habría cobrado la vida a ellos dos y a otros de los disidentes.

EL TIEMPO accedió a fotografías exclusivas del sitio de la explosión en donde se observan los daños ocasionados al cambuche en el que dormía el exguerrillero.

Se encontró la tradicional gorra que portaba todo el tiempo, varios de sus elementos personales, ropa, útiles de aseo y un distintivo de uniforme con la inicial SLS que correspondería a parte del uniforme de alias Salomé.

En los registros fotográficos se observan esos elementos quemados por la explosión, lo mismo que el colchón y la almohada del sitio de descanso del exguerrillero. Los disidentes se habrían llevado el cuerpo de las personas muertas en la explosión.

Este diario consultó altas fuentes en Colombia quienes señalaron que se están haciendo las verificaciones de los hechos. Sin embargo, la versión conocida por EL TIEMPO coincide con el silencio que se ha detectado en las comunicaciones que tradicionalmente venía haciendo esa organización ilegal en la que se transmitían las órdenes del cabecilla de la red criminal.

Las hipótesis

Cambuche del exguerrillero,.
Foto: Archivo particular.

 

 

 

Frente al grupo responsable de la explosión en la que habría muerto Botache Santillana se tejen varias hipótesis pues no es la primera vez que exguerrilleros de Colombia mueren en el vecino país incluso en situaciones similares.

Las disidencias de ‘Gentil Duarte’ sostienen una guerra por el control de rentas ilegales como el narcotráfico y la minería ilegal con el grupo de ‘Iván Márquez’ que se hace llamar ‘Segunda Marquetalia’ y con el Eln. Esa confrontación se da a los dos lados de la frontera y mientras que en Colombia los tres grupos son perseguidos por las autoridades, en territorio venezolano algunos de ellos cuentan con la protección del régimen de Nicolás Maduro.

De hecho, en marzo del año pasado, las autoridades de Venezuela desplegaron un gigantesco operativo en el estado de Apure contra las disidencias de las Farc, lo que generó el desplazamiento masivo de miles de personas a territorio colombiano. La operación se concentró en golpear a los socios y fichas de ‘Iván Mordisco’, que hace parte del grupo de ‘Gentil Duarte’, quienes compiten directamente por el control de la zona con el grupo de ‘Iván Márquez’.

La guerra entre las dos disidencias y el Eln ha ido recrudeciendo hasta el punto de que se han conocido de emisarios de carteles de la droga de México que han intentado buscar una mediación para frenar la confrontación que les afecta el negocio ilegal y la salida de los cargamentos de droga a los mercados internacionales.

En el vecino país estarían delinquiendo, según cifras oficiales, unos 1.100 hombres del Eln, menos de 200 de ‘Iván Marquez’ y alrededor de 350 de ‘Gentil Duarte’. Ellos permanecen en constante confrontación.

Trascendió que tras el ataque contra este último, asumiría como jefe de esa red criminal Néstor Gregorio Vera Fernández, alias Iván Mordisco, el exjefe del frente primero de la guerrilla que fue el primer integrante de las Farc que desconoció los acuerdos de paz y por quien las autoridades ofrecen una recompensa de más de dos mil millones de pesos.

‘Segunda Marquetalia’ perdió a 3 de sus cabecillas

Última fotografía conocida del exguerrillero.
Foto: Archivo particular.

 

 

 

 

El año pasado murieron en territorio venezolano tres miembros de la primera línea de mando de la ‘Segunda Marquetalia’, del exjefe de la guerrilla ‘Iván Márquez’.

En mayo de 2021 murió en el país vecino el exguerrillero Seuxis Pausias Hernández Solarte, alias Jesús Santrich, quien se apartó del proceso de paz y huía de una solicitud de extradición de cortes de Estados Unidos que lo pedían por cargos de narcotráfico.

Las disidencias confirmaron su muerte en un combate registrado en la parte venezolana de la serranía del Perijá, entre las zonas conocidas como El Chalet y la vereda los Laureles.

La versión de las disidencias señala que ‘Santrich’ habría sido atacado con fuego de fusil y artillería cuando se movilizaba en una camioneta y que el grupo que realizó la acción, supuestamente, fue recogido por un helicóptero.

En diciembre del mismo año se conoció de la muerte de Henry Castellanos, alias Romaña, y Hernán Darío Velásquez, el ‘Paisa’, quienes eran considerados dos de los jefes más “sanguinarios” de la desaparecida guerrilla.

Las dos muertes se registraron al otro lado de la frontera, en donde los exguerrilleros se escondían de la persecución de las autoridades en Colombia.

El ‘Paisa’ murió junto a su hombre de confianza, alias Lulo, cuando regresaban a su campamento. A su paso se activaron explosivos, instalados sobre la vía, que destrozaron su camioneta, ocasionando su muerte de forma inmediata.

Y ‘Romaña’ murió en un enfrentamiento con un grupo armado en lo que habría sido otro capítulo de la guerra por el control territorial en el país vecino y el manejo de las rutas del narcotráfico con destino a Estados Unidos.