Capturan a venezolano vinculado al asesinato de DJ colombiana

Encuentran muerta a reconocida DJ en inquilinato de Itagüí. Foto: tomada de Instagram.

 

En la noche del pasado jueves 19 de mayo, la reconocida DJ paisa Marcela Graciano fue hallada muerta en su propia vivienda, ubicada en el barrio El Rosario, del municipio de Itagüí; atada y con una puñalada en el pecho. En las últimas horas, autoridades venezolanas informaron que capturaron al presunto responsable del atroz asesinado de la artista musical.

Por: Infobae

La información conocida por las autoridades colombianas es que, el pasado domingo 29 de mayo, en el estado Carabobo un hombre de nacionalidad venezolana fue detenido por la Policía Municipal del Libertador. La captura del sujeto se dio porque coincidía con los datos del ciudadano extranjero señalado por la Policía de Itagüí como presunto responsable del delito.

Recientemente, Graciano le había alquilado una de las habitaciones de su vivienda a este hombre, con quien aparentemente tuvo una discusión. Tras el hallazgo del cadáver de la artista, las autoridades nacionales notaron que en la habitación de ese inquilino ya no estaban sus pertenencias y, por ende, se anunció como principal sospechoso y se pensó en la posibilidad de que hubiera huido hacia Venezuela.

Sin embargo, por ahora la Policía Nacional no ha confirmado que el hombre capturado sea el responsable, tan solo la Alcaldía de Itagüí aseguró que ya se había dado una captura por el hecho, pero que se desconocían los detalles del procedimiento.

Según el medio Venezuela News, el hombre detenido fue identificado como Jeanfranco Nolasco Corona Castillo, presunto asesino de la famosa DJ paisa, durante un patrullaje que realizaban por la zona en horas de la mañana del domingo. El director de la policía municipal, Ender Moreno, confirmó a la prensa local que, tras recibir información sobre el asesinado de Marcela Graciano, trabajaron para dar con el paradero del hombre sospechoso en territorio del país vecino.

 

Jeanfranco Nolasco Corona Castillo, presunto asesino de DJ colombiana capturado en Venezuela. Foto: Venezuela News

 

Detalló que la investigación arrojó que, recientemente, un hombre había llegado desde Colombia al estado carabobeño y que se encontraba en la parroquia Tocuyito, municipio Libertador. Hasta allí se desplazaron varios uniformados y dieron con la identificación y posterior captura de Corona Castillo en una vivienda en el sector La Honda de Tocuyito.

Cabe recordar que, tras el asesinato de la DJ, el comando de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá y la Secretaría de Seguridad de Itagüí ofrecieron 20 millones de pesos de recompensa para quienes dieran información que permitiera dar con el paradero del inquilino venezolano que vivía junto a la víctima y desapareció justo después de su muerte. Además, al presunto asesino le pesaba una circular azul de Interpol interpuesta por las autoridades colombianas.

Por ahora, las autoridades venezolanas informaron que Corona Castillo quedó a la orden del Ministerio Público para las diligencias correspondientes.

El medio local Q’HUBO Medellín pudo establecer que a Jeanfranco Nolasco no solo lo capturaron gracias a la circular azul de Interpol, sino que además en su maleta le encontraron pertenencias de la víctima y agregaron que, tras conocer la captura del presunto asesino en Venezuela, las autoridades colombianas iniciaron todos los trámites necesarios para devolverlo a Colombia y que responda por el macabro asesinato de Marcela Graciano.

Según información de la Policía de Itagüí, la muerte de la DJ se habría dado el pasado 15 de mayo, último día en el que los vecinos señalaron haberla visto a ella y a Corona Castillo. Al no tener información de la joven de 31 años, el padre de la artista le pidió el favor a una familiar para que fuera hasta su cada a ver qué había pasado, esta persona llegó al inquilinato y notó un fuerte olor a fétido, por lo que llamó inmediatamente al hombre.

Fue el padre de la DJ quien la encontró sin vida en su propia habitación, en una horrorosa escena que dejaba en evidencia que los últimos momentos de vida de Graciano habían sido dolorosos. La mujer fue encontrada con signos de tortura y atada de manos; envuelta en una bolsa negra y con una herida de arma cortopunzante en el pecho.

Aparentemente, el altercado entre la paisa y el venezolano se dio por temas de dinero, puesto que él estaba realizando un trabajo con pintura en la vivienda. Además, las autoridades colombianas confirmaron que en la habitación que tenía alquilada el hombre había rastros de la sangre de Marcela Graciano.