Protesta en París contra la violencia policial en vispera de las elecciones legislativas

EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON

 

 

 

 

Unas 200 personas se concentraron este sábado en París para protestar por una disposición sobre el uso de armas de fuego por las fuerzas del orden tras la muerte a tiros de la policía de una mujer, un suceso utilizado en la campaña electoral de las legislativas -cuya primera vuelta se celebra mañana-, por el líder izquierdista Jean-Luc Mélenchon.

El colectivo Policía Asesina, de familiares de personas que han muerto o resultado heridas en acciones de la policía, fue uno de los que organizó esta protesta en la plaza de la República para exigir la derogación de un artículo de la ley de 2017 sobre la seguridad interior.

A unos cientos de metros de la convocatoria, que se desarrolló sin incidentes, había al menos una decena de furgones de policías, que no intervinieron.

“Estamos aquí porque una joven, que era pasajera en un coche, que la policía dijo que no quiso pararse en un control y que fue objeto de los disparos de tres policías. La mujer ha muerto y el conductor está herido”, señaló a Efe una responsable de un “comité por la verdad y la justicia de Lamin Dieng”, muerto en 2007 después de ser arrestado por la policía.

Otro de los manifestantes señaló, en la misma línea, que se trataba de denunciar “la violencia policial” y “el hecho de que la policía pueda matar impunemente sin tener que rendir cuentas ante la justicia, que la policía pueda disparar a los civiles así de forma gratuita”.

Una de las organizadoras quiso que se aproveche el contexto de las legislativas que se celebran este domingo en Francia para que “los partidos que están del lado de la justicia, que luchan contra el racismo de Estado, puedan como mínimo derogar el artículo L435-1”.

Detrás de esta convocatoria está la muerte el pasado día 5 por los disparos de unos agentes de una mujer que iba de copiloto en un coche que se negó a detenerse en un control policial en el distrito XVIII de París, al norte de la ciudad.

El conductor, delincuente reincidente, no tenía permiso, y resultó también herido en el tórax. Ha sido imputado por tentativa de homicidio de los policías, entre otros cargos, y se encuentra detenido. Los agentes, después de ser interrogados, quedaron libres sin cargos mientras avanza la investigación.

Mélenchon desencadenó una polémica política en plena campaña, primero al publicar un mensaje en su cuenta de Twitter el pasado martes en el que denunciaba en términos muy duros esa actuación policial y responsabilizaba al Gobierno, y luego en una entrevista.

El líder de la coalición de izquierdas criticó “otro abuso de poder inaceptable” que en la práctica supone “pena de muerte por no obedecer”. Afirmó que “la policía mata” y que hay un “uso desproporcionado de la violencia”.

Eso desencadenó una respuesta severa de varios miembros del Gobierno y de la extrema derecha, que le acusaron en particular de denigrar a la policía.

El artículo L435-1 permite a los agentes de las fuerzas del orden usar sus armas “en caso de absoluta necesidad” cuando está en peligro su integridad física o la de otras personas.

En particular si, después de haber lanzado advertencias, no pueden detener un vehículo que se salta un control policial y que con su fuga podría suponer una amenaza para la seguridad.

EFE