Aplazan indefinidamente el lanzamiento de cohete surcoreano por un fallo técnico

 

 

 

Las autoridades surcoreanas aplazaron hoy indefinidamente el lanzamiento de su cohete espacial Nuri tras detectarse un fallo en un sensor de uno de sus tanques de oxidante, informó el Ministerio de Ciencia.

Con el cohete ya en la plataforma de lanzamiento, los técnicos del Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea (KARI) detectaron este miércoles el funcionamiento incorrecto del componente, instalado en la primera fase del proyectil, y tuvieron que volver a llevarlo al punto de ensamblaje.

Horas antes, Nuri había sido transportado fuera del hangar después de que en la víspera los fuertes vientos en torno al Centro Espacial Naro (suroeste del país) obligaran a retrasar la fecha de lanzamiento del 15 al 16 de junio.

La ventana de lanzamiento programada para Nuri dura hasta el próximo 23 de junio, pero las autoridades desconocen por el momento si podrá ser lanzado dentro de ese lapso.

Este lanzamiento debería ser el segundo de Nuri, que en su primera prueba de octubre completó íntegramente su secuencia de vuelo, aunque la tercera fase no pudo realizar satisfactoriamente el desacoplamiento de la carga útil, que en ese caso era una satélite simulado.

Esta vez Nuri carga con un satélite de verificación de rendimiento de 180 kilos para testar las capacidades del cohete y cuatro nanosatélites diseñados por universidades con fines académicos.

Nuri, que funciona con combustible líquido, ha sido concebido y producido enteramente de manera doméstica y su desarrollo desde 2010 ha costado casi 2 billones de wones (unos 1.800 millones de dólares).

EFE/EPA/Korea Aerospace Research Institute (KARI) / HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES

Un lanzamiento exitoso convertiría a Corea del Sur en uno de los 10 países capaces de desarrollar y lanzar sus propios vehículos espaciales, y también en uno de los siete capaces de poner en órbita satélites de más de una tonelada junto a Rusia, Estados Unidos, Francia, Japón, China e India.

Con Nuri, Seúl espera, entre otras cosas, mejorar su capacidad para poner en órbita mejores satélites de vigilancia que le permitan espiar a Corea del Norte.

A su vez, Corea del Sur se ha propuesto lanzar para 2024 su primer cohete espacial de combustible sólido.

Esta tecnología, que permite una carga más rápida y sencilla, mejor almacenamiento y supone una reducción de costes, puede utilizarse también para desarrollar misiles más sofisticados en un momento marcado por la escalada armamentística en la península coreana y en todo Asia nororiental.

EFE