Rusia castigará con hasta 20 años de cárcel a los militares que se pasen al bando ucraniano

Dos militares rusos hacen guardia en Mariupol, el pasado 12 de junio.
YURI KADOBNOV (AFP)

 

La Duma Estatal, el Parlamento ruso, ha aprobado en la primera de tres lecturas una serie de enmiendas al Código Penal para castigar más severamente la colaboración con organizaciones extranjeras “en contra de los intereses nacionales” y cambiarse de bando en aquellas “acciones donde Rusia participe que impliquen el uso de armas”.

Por El País

Un eufemismo que abarcará desde ahora la ofensiva sobre Ucrania, a la que Moscú no considera legalmente una guerra, sino una “operación militar especial”, con todas las limitaciones que ello tiene para una movilización y los derechos de sus combatientes.

Con esta “aclaración” —como lo han definido los diputados del partido del presidente ruso, Vladímir Putin, que han presentado la reforma—, los militares que se pasen al lado ucranio podrían enfrentarse hasta a 20 años de prisión. Según ha explicado uno de ellos a Interfax, Ernest Valéyev, la responsabilidad penal por la alta traición existía en las leyes soviéticas, “pero cuando redactaron el Código Penal de la Federación de Rusia, esta disposición desapareció”.

La nueva legislación también prevé entre 12 y 20 años de cárcel y una multa de hasta medio millón de rublos (algo más de 9.000 euros al cambio oficial) para los ciudadanos rusos que en “operaciones militares” participen en ellas “en contra los intereses del país”.

Para leer la nota completa, aquí