Guido Sosola: Colombia y el liderazgo continental

Guido Sosola @SosolaGuido

Nada obvio, los novísimos resultados electorales colombianos merecen de una reflexión profunda de la dirigencia opositora venezolana. Imposible banalizarlos y pasar cómodamente la página, debido a sus consecuencias continentales.

Pésima costumbre ha sido la de ventilar, rasguñándolas, algunas opiniones personales en las redes digitales al tratarse de eventos trascendentes. Indagar y copiar una frase y ensayar un gesto de aparente profundidad, siguiendo a los especialistas.

El asunto merece un debate intenso de las colegiaturas partidistas, en términos políticos y estratégicos. Seguramente lo habrá en los sectores empresariales relacionados con el vecino país, en el marco de una confidencialidad que los negocios dicen aconsejar.

Luce importantísima la calibración que haga la dirigencia forzada al exilio, realmente conocedora de los procesos de recepción de los compatriotas desplazados en desesperada búsqueda de refugio. Requerimos de una bena dosis de realismo en estos menestreres, interpelándonos sobre la eficacia real de nuestras iniciativas.

Una angustia fundamental: ¿por qué no fue suficiente el testimonio de persecución política y de asfixia social y económica de más de millón y medio de venezolanos en suelo neogranadino?, ¿acaso, no hemos el continente no está advertido del gigantesco peligro que asoman sus costados?, ¿no es la hora también de proyectar un liderazgo continental a favor de la libertad y de la democracia? El reto es aún más gigantesco para quienes, desde acá, intentan desplazar al régimen desde las posiciones más moderadas hasta las que llaman más radicales, porque deben hablarle a los latinoamericanos y caribeños.