Estadounidense detenido en la Dgcim intentó quitarse la vida con un pedazo de porcelana

El exgobernador de Nuevo México, Bill Richardson, ha intercedido por la liberación de Matthew Heath. AP

 

 

Matthew John Heath, un ciudadano estadounidense acusado de “terrorismo” por el régimen de Nicolás Maduro, intentó quitarse la vida el sábado en su celda en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) de Venezuela, alertaron sus familiares.

Por Carolina Alcalde | Voz de América

En un comunicado divulgado por el Richardson Center, el ex gobernador de Nuevo México Bill Richardson dijo estar preocupado tras conocer, a través de su familia, que Heath intentó suicidarse.

Richardson dijo que su intención es “presionar” a Maduro para que permita una “evacuación médica de emergencia” para que Heath pueda regresar a EEUU y recibir la “atención critica” que necesita.

“Lo que importa ahora es que la administración Biden actúe con decisión y rapidez. Salvar la vida de Matthew es de interés para ambos gobiernos. No actuar bien podría costarle la vida”, añadió el texto de la organización dedicada a la negociación de prisioneros y rehenes en manos de regímenes hostiles y organizaciones criminales.

Matthew Heath. AP

 

La defensora de derechos fundamentales Tamara Suju, directora ejecutiva de Casla Institute, dijo a la Voz de América que Heath se encuentra actualmente en el piso 6 del Hospital Militar de Caracas.

“En el caso de Matthew, una medida extrema la que tomó de tratar de suicidarse con un pedazo de losa de porcelana de un lavamanos que reventó, haciéndose una herida profunda que lo llevo a la emergencia”, precisó.

Suju insistió en que Heath es acusado por crímenes que no ha cometido y que se encuentra “arbitrariamente” detenido. Además, lo califica como un “rehén” del chavismo para “negociar” con EEUU.

“Hay más presos estadounidenses, yo lo he denunciado públicamente, secuestrados en la frontera con Colombia. Les inventan cargos y los tienen ahí en el DGCIM”, aseguró y añadió que Heath ha sufrido depresión, consecuencia de “un juicio injusto, casi paralizado”, en el que las audiencias han sido constantemente diferidas.

“Matthew se declaró contumaz, no quiso seguir acudiendo al juicio ya que lo declara injusto y luego de identificar a tres de sus torturadores en la sala de juicio, acusándolos de las torturas que le infligieron. La familia está exigiendo que sea enviado a EEUU para ser tratado porque además tiene cuadros de alteración nerviosa por todo lo que está atravesando”, explicó.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, exigió la liberación de Heath y responsabilizó al régimen de Maduro de su salud y su vida.

Heath fue detenido por las autoridades venezolanas en 2020 y fue acusado de delitos de “terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación”. Antes de su detención en Venezuela, había sido arrestado en Colombia por cargos de posesión de armas, según reseñó AP.

En ese entonces, Maduro dijo que Heath fue capturado “espiando” las refinerías de Amuay y Cardón en el estado Falcón.

“Este espía es un marine que estuvo prestando servicio en bases de la CIA en Irak. Se le capturó con armamento pesado, armamento especializado, se le capturó con gran cantidad de dólares en efectivo y con otros elementos”, anunció a través del canal del Estado.

Por su parte, Tarek William Saab sostuvo que Heath estaba haciendo actividades de “espionaje” y de “desestabilización” con apoyo de militares y civiles venezolanos “apátridas”.

En varias ocasiones, distintos funcionarios del gobierno estadounidense, entre ellos el embajador de EEUU para Venezuela, James Story, y el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, han solicitado la liberación de Heath.

“Hacemos un llamado al régimen de Maduro para que libere incondicionalmente al ciudadano estadounidense y veterano de la Marina Matthew Heath. Matthew ha estado detenido injustamente en Venezuela durante 500 días y su familia ya ha sufrido bastante”, escribió Story en su cuenta en Twitter a inicios de este año.