De escuela a “casa del terror”, la decadencia del Núñez Mares en Monagas tiene un solo culpable: el chavismo

Por la desidia del chavismo en Monagas, la escuela Núñez Mares se convirtió en una casa de terror

 

 

 

En una verdadera casa del terror quedó convertida la escuela Grupo Escolar Idelfonso Núñez Mares de la parroquia Viento Fresco en el municipio Punceres, al oeste del estado Monagas. Con el techo a punto de colapsar por las severas filtraciones, escasos pupitres, sin agua por tuberías ni cableado eléctrico, es parte del panorama que se encuentra el centro educativo, construido hace 84 años.

Corresponsalía lapatilla.com

De esta forma lo denunció la diputada regional al Consejo Legislativo, María Carvajal, durante una visita a la institución, en compañía del concejal
Xavier Figuera, el director del plantel, José Febres, y un grupo de representantes y miembros de la comunidad.

Al constatar el peligro que corren 379 niños y niñas que reciben clases en espacios habilitados, la legisladora hizo un llamado al gobernador chavista Ernesto Luna y a la ministra de Educación, Yelitze Santaella, abocarse a resolver esta situación que data desde hace dos años, “tiempo en que la señora, hoy ministra, era gobernadora de la entidad y durante la campaña para la reelección visitó todos estos colegios, conociendo de primera mano esta realidad”, dijo la diputada.

Hemos constatado lo que la gente ha denunciado desde hace meses. Es inhumano lo que está pasando en este plantel. Junto a los profesores, docentes y representantes, levantamos la voz para que den solución urgente”, agregó.

Por la desidia del chavismo en Monagas, la escuela Núñez Mares se convirtió en una casa de terror

 

 

 

 

Carvajal recorrió las 13 aulas de la escuela Núñez Mares, observando que cinco de estas quedaron inhabilitadas, así como la entrada principal, debido al peligro de que se desprenda algún fragmento del techo, causado por las filtraciones, y que esto llegue a causar daños a los niños o maestros.

En el camino de Maturín a Viento Fresco se quedó el programa nacional `Una Gota de Amor`, tocando para esta zona, bastante vulnerable, una sequía por la indolencia de estas autoridades”, precisó la parlamentaria.

En este sentido, el profesor Febres destacó que este problema es de conocimiento público, por lo que han realizado varios informes. En abril acudió una comisión de la Fundación de Edificaciones y Dotaciones Educativas (FEDE) para valorar en ese momento las condiciones del plantel. “Se necesitan cerca de 1.650 metros cuadrados de manto asfáltico para la impermeabilización del techo y no han dado más respuestas”, lamentó el educador.

Aseguró que pese al panorama, han implementado un esquema para seguir impartiendo clases, dividiendo la planta educativa en dos turnos, donde los estudiantes reciben clases en espacios donde no se mojen.