Costo del gasoil pone a temblar al sector azucarero en Lara

 

La agresiva dolarización del gasoil en Venezuela, ha sido un golpe duro para el sector productivo, agroindustrial y empresarial quienes se ven amenazados y en riesgo ante esta acción no avisada por parte del régimen de Nicolás Maduro.

Por: Yanitza Martínez

El sector azucarero en el estado Lara ve como peligroso el aumento desmedido del precio del gasoil, considerándolo como un duro golpe para la producción, no solamente de azúcar o caña, sino para cualquier rubro agrícola del país.

Al respecto, José Ricardo Álvarez, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Cañicultores de Venezuela,  (FESOCA), señala que no se trata de que el gasoil siga siendo “regalado”, asegurando que están claros de que debe existir un precio, pero que la medida abrupta de la cual aún no han logrado reponerse pone en peligro el área productiva azucarera de la región larense.

“El gobierno pretender que compitamos con precios internacionales pero eso es imposible”, resaltó Álvarez, agregando que a largo plazo esta medida terminará afectando al bolsillo de los cañicultores y sus estructuras de costos.

En el área azucarera, menciona José Ricardo Álvarez que necesitan gasoil para la cosecha de la caña y para la agroindustria y todo lo que implica el procesamiento del azúcar.

Como dato relevante, señala que un central azucarero en Lara, requiere de 27 gandolas de diesel de 37 mil litros cada una a la semana para poder producir, agregando las pretensiones por parte del régimen chavista en querer cambiar los sistemas de la noche a la mañana.

“Para esto se necesita tiempo, una medida tomada de manera abrupta golpea la estructura de costo y preocupa en gran medida al cañicultor”, mencionó el presidente de FESOCA, quien además resaltó que el crecimiento obtenido por este sector en los últimos tres años puede verse comprometido y lograr que el productor deje de sembrar por variaciones en las estructuras de costo.

En ese sentido, detalló que los riesgos están en la producción ya  que el consumidor actualmente paga el azúcar hasta el 1.50 dólares por lo que se hace necesario que el gobierno controle la cadena de comercialización.

Para Álvarez es importante que el productor se mantenga activo, por lo que ve necesario se establezcan acuerdos con las autoridades del Estado con quienes ya han establecido algunas reuniones y  logren entender lo alto del precio el  cual, según estimaciones de este sector, no debería pasar de 20 centavos de dólar y de esa forma mantener a flote la producción en la región.