Refugio de criminales: Los jefes disidentes de las Farc que han muerto en Venezuela

Cortesía

 

La posible muerte en Venezuela de Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, jefe máximo de la ‘Segunda Marquetalia’, se suma a una ya larga lista de delincuentes y exguerrilleros que han caído en territorio venezolano.

Por: El Tiempo

Este mayo murió en el vecino país ‘Gentil Duarte’, jefe de la disidencia que se enfrenta en Venezuela con el grupo de ‘Márquez’, y el año pasado murieron en territorio venezolano tres miembros de la primera línea de mando de la ‘Segunda Marquetalia’.

El campamento donde se encontraba Miguel Botache Santillana, ‘Gentil Duarte’, al otro lado de la frontera fue atacado con explosivos este 4 de mayo, allí murió el guerrillero, junto a una menor de edad y un número no determinado de personas.

Los investigadores de inteligencia han establecido que ‘Gentil Duarte’ estaba en Venezuela, recuperándose de una herida desde noviembre en territorio venezolano bajo la protección de ‘Jhon Mechas’, quien tenía su zona campamentaria en zona rural de Casigua El Cubo, una población que hace parte de Jesús María Semprúm, en el estado Zulia (Venezuela). Allí se dio el ataque, a unos 14 kilómetros de la frontera con Colombia por Norte de Santander.

En mayo de 2021 murió en el país vecino el exguerrillero Seuxis Pausias Hernández Solarte, alias Jesús Santrich, quien se apartó del proceso de paz y huía de una solicitud de extradición de cortes de Estados Unidos que lo pedían por cargos de narcotráfico.

Las disidencias confirmaron su muerte en un combate registrado en la parte venezolana de la serranía del Perijá, entre las zonas conocidas como El Chalet y la vereda los Laureles.

La versión de las disidencias señala que ‘Santrich’ habría sido atacado con fuego de fusil y artillería cuando se movilizaba en una camioneta y que el grupo que realizó la acción, supuestamente, fue recogido por un helicóptero.

En diciembre del mismo año se conoció de la muerte de Henry Castellanos, alias Romaña, y Hernán Darío Velásquez, el ‘Paisa’, quienes eran considerados dos de los jefes más “sanguinarios” de la desaparecida guerrilla.

Las dos muertes se registraron al otro lado de la frontera, en donde los exguerrilleros se escondían de la persecución de las autoridades en Colombia.

El ‘Paisa’ murió junto a su hombre de confianza, alias Lulo, cuando regresaban a su campamento. A su paso se activaron explosivos, instalados sobre la vía, que destrozaron su camioneta, ocasionando su muerte de forma inmediata.

Mientras que ‘Romaña’ murió en un enfrentamiento con un grupo armado en lo que habría sido otro capítulo de la guerra por el control territorial en el país vecino y el manejo de las rutas del narcotráfico con destino a Estados Unidos.