El caníbal que se disfrazaba de amable vecino: así desaparecía sus víctimas

El hombre era descrito por sus vecinos como una muy buena persona que le gustaba ayudar. FOTO: iStock

 

Andrés Filomeno Mendoza Celis fue descrito por sus vecinos como un hombre amable y generoso. Sin embargo, actualmente es conocido como, quizás, el peor feminicida de México.

Por eltiempo.com

Mendoza vivía en Atizapán, México, desde la época de los 80, aunque había nacido en Oaxaca. En algún momento de su vida tuvo una carnicería, pero ya llevaba un tiempo en que se dedicaba a hacer activismo en su barrio e invitaba a las personas a exigir mejoras en la infraestructura.

Cuando sus vecinos fueron cuestionados acerca del hombre, todos se referían a él como alguien que le gustaba ayudar y ser parte de las actividades. De hecho, su última víctima era muy cercana a él, tanto así que lo invitaba a las fiestas familiares.

Su último feminicidio 

Reyna González, de 34 años, desapareció el 14 de mayo de 2021 después de decirle a su esposo, Bruno Portillo, que iría al centro a buscar algunos productos para su local acompañada de Mendoza, quien para ese punto ya era un amigo de la familia.

Sin embargo, González no retornó a su casa después del encuentro y Portillo, quien también era policía, comenzó a investigar qué le había pasado.

Portillo logró localizar por medio de la ubicación de GPS el celular de su esposa, cuyo último registro era en cercanía a la casa de Mendoza, pero la señal no alcanzaba a rastrear si habría entrado o no. Sin embargo, decidió preguntarle al hombre sobre el paradero de su esposa en persona.

La mujer desapareció el 14 de mayo del 2021 y su esposo comenzó a buscarla inmediatamente. Foto: Fiscalía General de Justicia del Estado de México

 

El esposo se dirigió a la casa de su vecino y se encontró con una de las peores escenas a las que se había enfrentado. A pesar de que Mendoza intentó evitar que el hombre ingresara al lugar, Portillo entró y vio el cuerpo desmembrado de su pareja.

Reyna González se convirtió entonces en la primera víctima -que se sabía- del ‘Monstruo de Atizapán’, como los medios comenzaron a llamarlo, pero no en la única. De hecho, en esa misma casa estaban los restos de más de diez mujeres que habían sido asesinadas por Mendoza.

El ‘Monstruo de Atizapán’

La investigación que se hizo sobre Mendoza reveló que en un cuarto subterráneo ubicado en su casa, que tenía un fuerte olor a vinagre, se encontraban enterrados los restos de al menos 17 mujeres, un hombre y un menor de edad.

La Fiscalía del Estado de México informó que había recolectado un total de 4.600 restos óseos en la vivienda y que hay una posibilidad de que haya más víctimas que simplemente no fueron enterradas en esa misma ubicación.

Después de su detención, Mendoza confesó que no solo asesinaba a sus víctimas y las desmembraba, sino que también en algunas ocasiones consumía su carne. De ahí surgió el nombre del ‘Caníbal de Atizapán’, que le asignaron los medios locales.

Se encontraron restos de varias mujeres en uno de los cuartos de la vivienda. Foto: iStock

 

Además, al registrar sus cosas, la Policía también encontró una libreta donde el hombre describió a las mujeres que había asesinado, al igual que videos y fotografías donde registraba sus crímenes. También se encontraron algunas de las pertenencias de las víctimas.

Las autoridades estiman que el hombre de 72 años llevaba asesinando mujeres desde hace aproximadamente tres décadas.

La fachada del buen vecino

Las investigaciones de la Policía también lograron explicar cuál era el ‘modus operandi’ del feminicida que, al parecer, cuando consumía alcohol dejaba de ser el vecino que todos conocían.

Según algunos testimonios, Mendoza se iba a bares a encontrar mujeres y, si no deseaban irse voluntariamente con él a su vivienda, les ofrecía dinero o simplemente las llevaba a la fuerza. Después, las asesinaba.

Algunos vecinos del hombre testificaron que en ocasiones, cuando estaba borracho, cambiaba su comportamiento completamente y se convertía en un pervertido que les ofrecía ver videos sexuales que él había hecho con sus parejas.

 

Incluso, en algunas ocasiones los vecinos testificaron haberlo visto con lesiones en la cara o manchas de sangre en la camisa.

Además, también dijeron que su casa muchas veces olía extraño “como si estuviera quemando un perro”, por lo que aún no está claro si existieron más cuerpos que, posiblemente, fueron incinerados por Mendoza.

‘Canibal, indignación total’

Al año 2022, Mendoza está cumpliendo una condena de cadena perpetua por el asesinato de Reyna González. Sin embargo, aún hay investigaciones abiertas por los otros restos de mujeres que fueron encontrados en su casa.

Mendoza ha hablado con la prensa y ha expresado su supuesto arrepentimiento: “Ya no se remedia nada, ya lo que se hizo hay que aguantarse nada más. Se arrepiente uno, pero ya es demasiado tarde”, le comentó el feminicida a la cadena local ‘Multimedios’ en el 2021.

El impacto que tuvo este caso en la población mexicana fue tal que Javier Tejado, abogado, decidió llevar a cabo una serie documental llamada ‘Caníbal, indignación total’, en la cual se retrata la historia del hombre y de sus víctimas para, aparentemente, concienciar sobre los feminicidios en México, que parecen ir en aumento.

 

Nos invita (la serie) a una reflexión profunda sobre la tragedia colectiva de los feminicidios en México y a formar una alianza de todas y todos para revertir esta lamentable situación”, escribió Arturo Zaldivar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en su cuenta de Twitter.