El Covid ataca de nuevo en Venezuela: relajación de medidas y desinformación disparan los contagios

(foto Reuters)

 

La pandemia del covid-19 sigue presente en Venezuela. El número de personas contagiadas ha venido en aumento en el país y diversos especialistas de la salud confirman que el país está bajo la presencia de la cuarta ola del virus.

Por Julián Alvarado / Guiomar López | LA PRENSA DE LARA

Entre los principales detonantes del aumento de personas contagiadas de covid-19 se encuentran: la relajación extrema de los ciudadanos, que en su gran mayoría no utilizan o no ponen correctamente en práctica las medidas de bioseguridad, la falta de información y prevención emitida por el Gobierno nacional, la gran cantidad de población sin vacunarse y la realización de conciertos o reuniones con gran conglomerado de personas en los últimos dos meses, junio y julio.

La doctora, Deyanira Gentile, miembro directivo del Colegio de Médicos, destacó que la causa principal del repunte de covid-19 en Venezuela se debe a la existencia de una extrema relajación por gran parte de la ciudadanía venezolana. “Las personas andan sin tapabocas y no se están lavando las manos. Esa es la medida que se abandonó más rápido. Anteriormente, las personas andaban con su gel y su alcohol y en este momento no lo están haciendo”, indicó la profesional de la salud.

“En algunos centros de salud y comercios en general tú ingresas y ya no te están recibiendo con el alcohol o gel para las manos”, añadió Gentile, mientras confirmaba que la inconsciencia está reinando en las diversas extensiones del país.

La disminución de los casos y de las cifras de muertes habrían sido los primeros causantes de que la población se confiara y abandonara las medidas de bioseguridad. Ahora la realidad golpea con un duro incremento de contagiados y genera que la zozobra aumente. Solamente, desde el mes de junio hasta julio se han registrado oficialmente un total de 3.694 casos de covid-19.

Según el doctor, Jaime Lorenzo, presidente de la Organización Médicos Unidos de Venezuela, los datos oficiales sólo dan un paradero mínimo de la enfermedad, pero el Gobierno nacional no informa de manera específica la cantidad real de casos. El repunte podría ser mucho mayor del que se comenta en las cuentas oficiales por la existencia de ciudadanos que no son registrados y están padeciendo el covid-19.

“El número de casos informados es mucho menor que la realidad. Los casos de personas contagiadas están muy por encima de la cifras que manejan y comparten las fuentes oficiales”, comentó el médico.

“Desde el mes de noviembre del año pasado se decretó una flexibilización, dando a entender a la población que tenían el control absoluto de la enfermedad. La vocería oficial por parte del gobierno por mucho tiempo no informaba nada con respecto al covid y su evolución”, declaró Lorenzo.

Debido a esa falta de información de la vocería oficial en conjunto con la inconsciencia ciudadana, actualmente la cuarta ola de covid-19, con la variante ómicron y sus derivados, azota a Venezuela. “De un 100%, sólo un 10% utiliza correctamente las medidas de bioseguridad, el otro 90% o no las utiliza o las usa mal”, puntualizó Lorenzo.

Lara en el sexto lugar de contagio
Los registros de contagios de junio de 2022 siguen mostrando especial atención en el centro del país y regiones de centroccidente, al abrir con Distrito Capital en 82.909 casos, Miranda con una ligera diferencia en 73.334, Zulia en 39.345, Yaracuy con 38.585, La Guaira con 27.735 y Lara en sexto lugar con 26.965 infectados.

Tal avance se apreció en los días de mayor incidencia con 192 y 199 casos diarios. Índices de repunte que siguen llamando la atención desde el gremio médico y hasta del Ejecutivo nacional, cuando la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, arranca el primer día de julio con el recordatorio del cumplimiento de la vacunación.

Lara debe mantenerse en guardia al estar rodeado de estados vecinos, como Zulia y Yaracuy que siguen manteniéndose en alza. Además de considerar la pertinencia del resguardo desde los controles fronterizos, gracias a la alta movilidad con el tránsito permanente frente a la ubicación de encrucijada.

Los controles siguen vigentes y con el llamado de atención es a partir de la conciencia individual.

Mayoría positivos desde las clínicas
Las subvariantes de ómicron siguen al acecho y se confirma con 70% de casos positivos de las pruebas que se realizan en centros privados. Así lo confirma Raúl Acevedo, presidente de la Asociación de Clínicas de Lara, quien advierte que se trata de casos tan generalizados que pueden confundirse con un cuadro gripal.

Reitera que se trata de una carga viral más leve y evita que se incremente la demanda de hospitalización. “Algunos pueden tener los síntomas y ni sospechan, pero al realizarse la prueba es que confirman que son casos positivos”, precisa y advierte que la población no debería confiarse para que asista al chequeo médico y así determinar el verdadero diagnóstico.

La diseminación es masiva y puede ser tan silenciosa, que la ciudadanía lo asocia con los cambios climáticos y el auge de cuadros virales. Pero Acevedo considera que frente a la insistencia de fiebre, malestar general, congestión nasal y otros síntomas, el paciente debe acudir al médico.

Otro aspecto que destaca es el pico de una mayoría de casos por reinfección y sin garantía de mantener determinada evolución clínica. Una manifestación que era advertida por los especialistas frente a un virus tan cambiante y que incluso con la vacunación, no se termina de asegurar ese grado de inmunización frente al covid-19.

La insuficiencia respiratoria es una clínica que dejó de manifestarse con la variante ómicron y así lo percibieron desde las clínicas en la región, pero manteniendo ese seguimiento y preparación frente a cualquier emergencia. Los servicios siguen abiertos con disposición de especialistas como internistas, neumonólogos, cardiólogos y otros que conforman ese grupo multidisciplinario que hace frente a lo impredecible del coronavirus.

Acevedo también destaca el servicio de emergencia las 24 horas del día, radiología y laboratorio, para tener a tiempo los resultados de exámenes que permitan dar con diagnóstico a tiempo.

“La gente puede tener cierto tiempo con el virus y darse cuenta a última hora”, precisa de la necesidad de tomar la previsión y acudir a especialistas a poco tiempo de los síntomas.

Sin llegar a desestimar cuarta ola
Es una realidad esa cuarta ola del covid-19 ante el mundo y Venezuela no escapa a ese escenario. Un recordatorio que lo realiza el infectólogo, Julio Castro, ante el aumento de casos y que aún siendo de baja carga viral no deben confundirse con gripe y así no llegar a posibles complicaciones.

Este experto respalda las observaciones que se han venido realizando desde la Academia Nacional de Medicina y Sociedad Venezolana de Infectología, que reiteran esa necesidad de mantener la vigilancia epidemiológica, garantía de pruebas diagnósticos e implementar una campaña de conciencia ciudadana para que la población entienda la importancia de seguir con las medidas básicas de bioseguridad.

También sostiene el riesgo de esas personas que simplemente se confían en malestar de gripe, pero no acuden a consulta con el especialista y menos a los exámenes de laboratorio. Una posibilidad que sigue repercutiendo en la falta de certeza en la data oficial, cuando no se contabiliza la totalidad con todos los privados.

Sólo la mitad tiene segunda dosis
En las últimas semanas han aumentado considerablemente los casos de covid-19 en Venezuela. Referente al repunte de la enfermedad, la doctora, Deyanira Gentile, comentó que ve con preocupación que “en Venezuela solamente el 50% de los ciudadanos tiene las dos primeras dosis de la vacuna contra el covid-19, lo que quiere decir que la mitad de la población sólo se vacunó la primera dosis o ni siquiera se ha vacunado”.

“No podemos decir que esto se acabó. Es de gran relevancia indicar que seguimos con la pandemia actualmente en Venezuela. La diferencia entre tener o no tener la vacuna es importante”, indicó Antonio Mata, infectólogo.