Así funciona la “caja negra” que ya es obligatoria en los carros nuevos de Europa

La caja negra, que ahora es obligatoria en autos nuevos en Europa, ya era un adicional en algunas marcas y modelos de alta gama. Frecuentemente instalada entre los asientos delanteros, alejada de los límites de la carrocería. Foto: Cortesía.

 

La mirada tiene que ser mucho más abarcadora que solo hacer campañas de concientización y señalización. Incluso tiene que ir más allá de multas dolorosas para el bolsillo. Las muertes por accidentes viales siguen siendo uno de los flagelos de la humanidad que se inició casi en concordancia con la popularización del uso del automóvil y es responsabilidad de los gobiernos enfrentar el problema desde todos los ángulos posibles.

Por Infobae

Desde el examen para obtener la licencia de conductor en adelante, la capacitación y la concientización de la importancia que tiene saber conducir y no solo manejar, es clave. Ese es el comienzo de todo, porque un buen conductor es mucho más que una persona que acciona correctamente el volante, los pedales y la caja de cambios, si la tiene.

No se trata solo de no manejar a exceso de velocidad y no pasar semáforos en rojo. Tener en cuenta a quien va detrás o a los costados, prever lo que sucede en el tránsito más allá del auto que está adelante, mirar los espejos antes de poner la luz de giro, no detenerse caprichosamente en doble mano, mantener la distancia correcta, ir por el carril derecho, estar atento a poder hacer una maniobra de liberación de un carril por una emergencia, respetar a quien llega a una esquina por la derecha, son algunas de las cosas que, aunque parecen pequeñas, muestran que un conductor piensa en su entorno. Y aun si todo eso se lleva a la práctica, los accidentes igualmente pueden ocurrir.

Entonces, cuando ocurre un accidente, es cuando hay que estar preparados para mitigar sus consecuencias. Para eso se han tomado distintas medidas preventivas como las de reducción de la velocidad máxima en ciudades a 30 km/h en lugar de 40 km/h que ya se aplica hace un año en muchos países de Europa, y por supuesto, probablemente la más importante, la actualización de los niveles de seguridad de los automóviles, no solo pensando en el ocupante del vehículo sino en los que están fuera de él. Ambas iniciativas originadas de la Organización de Naciones Unidas.

Poder retirar la caja negra de un auto accidentado, permitirá conocer la dinámica de los siniestros viales y generar nuevos patrones de las causas que los generan. Foto: Cortesía.

 

Pero Europa va un paso más adelante aún. Así como no es obligatorio que los autos hagan un test de EuroNCAP pero los fabricantes lo hacen de todos modos para que los usuarios conozcan el nivel de seguridad de sus autos a través de un etiquetado que así lo certifique, desde el mes de julio de 2022 hay una nueva medida que contribuirá notablemente a mejorar el conocimiento de las causas de los accidentes: la caja negra obligatoria.

Así como ocurre con los aviones, esta grabadora que técnicamente se denomina EDR (Event Data Recorder), registrará y guardará datos como la velocidad del automóvil, las revoluciones del motor, la acción sobre el pedal de freno y acelerador, la fuerza del impacto, e incluso si los ocupantes estaban usando un cinturón de seguridad desde 30 segundos antes hasta 10 segundos después de un accidente.

La caja negra debe ser parte del equipo de serie de los nuevos modelos que se homologuen a partir de ahora, es decir, de autos de nueva concepción que se lancen al mercado. En cambio, para los que ya existen, aunque sean nuevos, ese plazo se extenderá hasta julio de 2024, cuando ningún auto que se compre como 0 kilómetro, pueda comercializarse sin este dispositivo.

Pero adicionalmente, será obligatorio también otro sistema preventivo llamado Intelligent Speed Assistance (ISA), que consiste en un auditor electrónico que coteja la velocidad del automóvil con la permitida en cada calle o ruta por la que se transita. Si bien actualmente es uno de las asistencias a la conducción (ADAS) que muchos vehículos traen como equipo de serie, el nuevo sistema no se limitará a informar al conductor respecto a un eventual exceso de velocidad por sobre la máxima permitida, sino que actuará directamente sobre el acelerador, impidiéndole la acción. Por norma, esta función podrá desactivarse tanto programando que así sea o bien acelerando fuertemente el pedal, esto último como una opción para un caso de emergencia. De cualquier modo, todo quedará registrado en la caja negra.

Son 8 los sistemas ADAS que ahora deben tener todos los autos de nuevo diseño en Europa. Entre ellos el asistente inteligente de velocidad. Imagen: Cortesía.

 

En total son 8 las funciones ADAS que se exigen desde julio de 2022 para modelos nuevos. Además de las dos mencionadas, es obligatorio que los autos tengan Freno autónomo de emergencia, control de todos los cinturones de seguridad, cámara trasera con detector de tráfico cruzado, sensor de fatiga o somnolencia al volante, alerta de cambio de carril involuntario y el más polémico de todos, interfaz para instalar un inhibidor de arranque del automóvil si se detecta nivel elevado de alcohol del conductor. En este último caso, ante la resistencia de muchos fabricantes, lo que será obligatorio es la facilidad para poder incorporarlo fácil y efectivamente en caso de querer hacerlo.

Mientras tanto, en nuestra región, todavía muy alejada de cumplir o acercarse a esos objetivos y acciones que permiten bajar la siniestralidad vial, Chile está a punto de confirmar la incorporación del etiquetado obligatorio de pruebas de choque de Latin NCAP, para que los usuarios compren automóviles con esa información a su alcance. Una medida que pone a ese país como el único de Latinoamérica que apoya formalmente una mejora de la seguridad técnica del parque automotor.