Buscaba hongos en un bosque, pero un sorprendente hallazgo lo impactó

Cortesía

 

Roman Novak se estaba entregando a un pasatiempo típicamente checo en el distrito de Jesenik, en el norte de Moravia, en República Checa, cuando se encontró con un objeto raro.

Por: Clarín

“Acababa de llover y fui a recoger hongos al bosque. Mientras avanzaba, vi un trozo de metal que sobresalía de unas piedras. Le di una patada y descubrí que era una hoja, parte de una espada. Luego cavé un poco más para encontrar un hacha de bronce”.

“Después de un tiempo regresé allí y todavía encontré otra parte del hacha con el rastrillo. No pensé ni por un minuto que lo pondría en el mercado negro”, cuenta, y aclara que rápidamente llamó a especialistas para notificarles el hallazgo.

Los arqueólogos con los que contactó Novak examinaron las armas y determinaron que fueron producidas aproximadamente en el año 1300 aC, cuando en el territorio del país estaba penetrando la cultura de los campos de urnas que predominaron en lo que hoy es la Europa Central.

“Tanto la espada como el hacha se asemejan a las armas utilizadas principalmente en el área de lo que hoy es el norte de Alemania”, dijo Jirí Juchelka, quien dirige el departamento de arqueología en el cercano Museo de Silesia, a Radio Praga Internacional. “La espada tiene un mango octogonal. Es solo la segunda espada de este tipo que se encuentra aquí”, agregó.

Tras analizar el arme, el especialista señaló que fue producida cerca del lugar donde la encontraron, aunque es poco probable que participara en alguna guerra.

A diferencia de las espadas de hierro posteriores que requerían que el herrero martillara el metal al rojo vivo para darle forma, las espadas de bronce se fabricaban fundiendo bronce hasta que se convirtió en metal líquido y luego vertiéndolo en un molde. La espada de Jesenik no es el mejor ejemplo de este método.

“Obviamente hacían todo lo posible, pero la calidad de la fundición era bastante baja. Las pruebas de rayos X muestran un gran número de pequeñas burbujas dentro del arma. Esto sugiere que la espada no se usó en combate, sino que tenía un valor simbólico”, afirmó Juchelka, que agregó que en el área del hallazgo se realizará una exploración arqueológica. En cuanto a la espada, probablemente será exhibida en el museo de Silesia.