Primera dama de Perú guarda silencio ante comisión que investiga a su hermana

Lilia Paredes y Yenifer Paredes fueron citadas por la Comisión de Fiscalización del Congreso para el 13 de julio | Foto: tadalafilchem.com

 

La primera dama de Perú, Lilia Paredes, guardó silencio este miércoles ante la Comisión de Fiscalización del Congreso, que la citó, como invitada, en el marco de una investigación que sigue contra su hermana Yenifer Paredes por presunto tráfico de influencias.

“Por recomendación de mi abogado voy a abstenerme de declarar”, informó la esposa del presidente Pedro Castillo ante los miembros de la comisión, tras llegar al Palacio Legislativo en medio de gran expectativa de los medios locales.

Paredes fue citada por el grupo parlamentario junto con su hermana Yenifer, quien no acudió a la convocatoria en el marco de la investigación que se le sigue por presuntamente ofrecer una obra de saneamiento en Cajamarca, la región de la que es oriundo Castillo.

Luego de que la primera dama, que estuvo acompañada por su abogado, Benji Espinoza, no respondiera a las preguntas de los legisladores, el presidente de la comisión, Héctor Ventura, aseguró que “guardar silencio en un proceso judicial puede ser útil, pero guardar silencio en política puede ser letal”.

En un momento de la sesión, Paredes indicó que ya respondió todas las preguntas sobre este caso el pasado 8 de julio, cuando acudió a un despacho fiscal que también investiga a su hermana.

La Fiscalía solicitó su declaración luego de que hallara el registro de una reunión suya con Jhony Espino, el representante de una empresa constructora también implicada en la investigación, según detalló previamente el Ministerio Público.

El pasado 3 de julio, un programa de televisión difundió unas imágenes en las que Yenifer Paredes, quien ha sido criada como una hija por la pareja presidencial, dialoga con los pobladores de una comunidad del distrito de Chota, en Cajamarca, para informarles que necesitaba censarlos para construir una obra de saneamiento.

La cuñada de Castillo, supuestamente acompañada de su hermana, aparece en el video junto a Espino, quien es el representante legal de la empresa JJM Espino Ingeniería & Construcción, que en septiembre de 2021 ganó una licitación con el Estado por más de 3,8 millones de soles (casi 1 millón de dólares).

Este miércoles, algunos miembros de la Comisión de Fiscalización recomendaron a la primera dama que responda a las preguntas porque, según dijeron, “el pueblo peruano quiere que dé respuestas”.

Incluso le recordaron que no goza de la inmunidad que tiene su esposo, tal como señaló el legislador opositor Arturo Alegría, quien le dijo que “en vez de hacerle caso a su abogado, debería hacerle caso a los miles de peruanos que están esperando su respuesta”.

Sin embargo, otros miembros del grupo de trabajo agradecieron su presencia y defendieron su derecho a guardar silencio, mientras que algunos comentaron que solo la Fiscalía debe encargarse del caso.

“Deberíamos dejar que la Fiscalía haga su trabajo y no politizar el asunto, ya existe una investigación y se esta realizando un acoso político a la familia del presidente”, declaró la congresista del partido izquierdista Perú Libre Katy Ugarte.

Paredes se marchó posteriormente sin hacer comentarios a la prensa, pero su abogado recordó a periodistas que guardar silencio es un derecho que se tiene que respetar.

“Nadie puede ser obligado, ni inducido a declarar. Lo que ha pasado hoy es un ejemplo de cómo no debe hacerse, apelando a mil cosas. Hay que respetar la voluntad de las personas”, enfatizó.

Espinoza también dijo que desconocía el paradero de la cuñada del presidente, pero recordó que está abierta la investigación por parte de la Fiscalía sobre este caso.

EFE