Buscó a su madre durante 40 años y cuando la encontró, el destino le jugó una mala pasada

Foto: Media Wales

 

Alerta spoiler: esta es una historia que termina mal. Un hombre pasó décadas buscando a su madre biológica, sólo para encontrarla muerta cuando finalmente pudo localizarla.

Por: Clarín

Steven Smith?, un agente de seguridad de 41 años, fue adoptado cuando apenas era un bebé de tres meses, pero siempre se preguntó por la mujer que lo abandonó.

Finalmente, pudo conocer a su mamá, Daphne Morfydd Jones (62). Sin embargo, en un golpe desgarrador del destino, la encontró tirada en su baño luego de tener un ataque cardíaco, relata el diario Metro.

La desgarradora historia de Steven

Steven -que hoy es padre de cuatro hijos- nació en Gales. Cuando era adolescente y tenía una vida feliz con su familia en Essex, le dijeron por primera vez que sus padres no eran sus padres; que era adoptado.

La noticia de que su verdadero nombre era Jason Neal Jones le resulto una “verdadera conmoción”.

Sin embargo, Steven se molestó realmente cuando se dio cuenta de que los servicios sociales habían perdido su expediente.

Desde ese momento, comenzó una misión para encontrar a su familia. Rápidamente descubrió que su padre había sido enviado a la cárcel y su madre había quedado sola y sin posibilidades.

“No sé por qué fue sentenciado o por cuánto tiempo”, le dijo Steven a Wales Online.

De a poco, avanzó con su investigación y logró encontrar a un hermano, al que sin embargo nunca conoció. Incluso después de hacerse una prueba de ADN en octubre del 2020.

“Él se había hecho la misma prueba unos años antes, así es como pudieron juntarnos”, le explicó al medio.

Un tiempo después, descubrió que tenía una hermana. Y fue ella la que le dio la dirección de la casa de su mamá, en la zona este de Londres.

El desafortunado y triste encuentro

n plena pandemia de coronavirus, Steven tuvo que esperar hasta que finalizara la cuarentena para poder conocerla.

Ansioso, se puso su mejor traje para causar una buena primera impresión en su madre. Pero recibió un golpe devastador cuando llegó al domicilio.

En cuanto llegó a la casa, rápidamente notó que había varias cartas sin abrir frente a la puerta. “Llamé a la puerta de los vecinos y me dijeron que no la habían visto desde hacía varias semanas”, relató.

Junto a su hija Amy fue hacia la parte de atrás de la casa y ella notó que la puerta estaba abierta, por lo que entraron. La cama estaba deshecha y había platos para lavar.

“En ese momento me di cuenta de que estaba desplomada en el baño. Llevaba muerta un tiempo, aparentemente un ataque al corazón”, relató con tristeza.

Steven nunca llegó a conocer a su madre, pero organizó su funeral y esparció sus cenizas cerca de su casa para poder visitarla.