Aviones estadounidenses y japoneses realizaron maniobras conjuntas en medio de tensiones con China y Rusia

Un avión F-35 Lightning II de la Fuerza Aérea de EE.UU (REUTERS/Stephane Nitschke)

 

 

 

 

Los cazas furtivos volaron sobre el Mar de Japón, el Océano Pacífico y el Mar de China Oriental en un esfuerzo por mejorar la capacidad de respuesta conjunta. Moscú y Beijing han realizado ejercicios en la zona, mientras Corea del Norte alista nuevas pruebas nucleares.

Por infobae.com

Unos 50 aviones de guerra estadounidenses y japoneses sobrevolaron esta semana las aguas cercanas del país nipón en una muestra de unión frente a las crecientes tensiones en la región con China y Rusia.

Una docena de cazas furtivos F-22 de la Fuerza Aérea de EE.UU., cuatro aviones furtivos F-35 y 13 aviones F-15 participaron en los ejercicios, según informó el jueves el Ministerio de Defensa japonés en un comunicado de prensa.

También participaron 20 cazas japoneses F-15 y F-2, y tres aviones estadounidenses de reconocimiento y apoyo.

Los cazas japoneses y estadounidenses volaron en los cielos del Mar de Japón, el Océano Pacífico y el Mar de China Oriental en un esfuerzo por mejorar las habilidades tácticas y la “capacidad de respuesta conjunta”, informó el Ministerio de Defensa japonés, según CNN.

Esta semana, aviones de patrulla marítima estadounidenses y japoneses realizaron un ejercicio cerca de las islas Nansei, el territorio japonés más cercano a Taiwán, y próximo a las islas Senkaku, la cadena de islas deshabitadas que también reclama China, que se refiere a ellas como las Diaoyus.

FOTO DE ARCHIVO. El F-35C se prepara para catapultarse desde la cubierta del USS Carl Vinson en el Pacífico Occidental, al sur de Japón, el 30 de noviembre de 2021. REUTERS/Tim Kelly
FOTO DE ARCHIVO. El F-35C se prepara para catapultarse desde la cubierta del USS Carl Vinson en el Pacífico Occidental, al sur de Japón, el 30 de noviembre de 2021. REUTERS/Tim Kelly

 

 

Este ejercicio se llevó a cabo para “reforzar la capacidad de la Alianza Japón-Estados Unidos para una disuasión eficaz”, según el comunicado japonés citado por CNN.

Por otro lado, los ejércitos de Corea del Sur y EEUU iniciaron este jueves maniobras conjuntas con sus respectivos cazas de quinta generación F-35, lo que supone una aparente muestra de músculo militar en un momento en que el régimen norcoreano tiene todo preparado para realizar un nuevo test nuclear.

Los ejercicios, que durarán cuatro días, involucran 30 aviones de combate F-35, F-15, F-16 y F-50, según detalló el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano en un comunicado.

Es la primera vez desde diciembre de 2017 -cuando ambos países llevaron a cabo su ejercicio Vigilant Ace en plena escalada de tensión con Corea del Norte- que EEUU envía cazas F-35 a la península y la primera vez que ambos países realizan entrenamientos conjuntos de este tipo desde que Seúl terminó de desplegar su propia flota de F-35.

Este despliegue llega después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, se comprometiera en su cumbre de mayo con su homólogo surcoreano, Yoon Suk-yeol, a desplegar activos estratégicos estadounidenses en Corea del Sur “de manera oportuna y coordinada según sea necesario” en función de las acciones de Corea del Norte.