No es Ucrania, son las calles de Maturín bombardeadas por la “patria chavista” (FOTOS)

Alcalde chavista de Maturín “finge demencia” ante el campo bombardeado en que se convirtió el centro de la ciudad

 

 

 

 

La falta de atención por parte de los gobiernos chavistas en el municipio Maturín en los últimos años, se evidencia en cualquier parte de la ciudad. En pleno centro, las calles parecen la superficie lunar de tantos cráteres por las filtraciones de aguas blancas y servidas.

Corresponsalía lapatilla.com

En la calle Boyacá, a una cuadra del Museo Mateo Manaure, un enorme hueco se ha formado desde hace más de seis años y con el pasar de tiempo ha empeorado. Los mismos vecinos han tratado de taparlo con escombros, pero debido a una filtración, absorbe toda la tierra, y cuando llueve, la zona colapsa haciendo casi imposible transitar.

“Esto aquí nadie le ha prestado atención, ni la gestión anterior ni la actual han hecho algo. La alcaldía y la gobernación se han hecho la vista gorda. En días pasados por poquito un motorizado se mata al caer en ese hueco, pegó el caucho y lo voló. Muchos carros también han caído y ni por eso le han prestado atención”, denunció Luzmila Luces, vecina del sector.

Alcalde chavista de Maturín “finge demencia” ante el campo bombardeado en que se convirtió el centro de la ciudad

 

 

 

Ciudadanos señalaron que en varias esquinas de la zona, se puede apreciar el mal estado de las calles debido a la falta de mantenimiento. En la muy cuestionada gestión del anterior alcalde chavista, Wilfredo Ordaz, ordenó pavimentar sobre otra capa de asfalto, quedando a la misma altura de la acera, impidiendo el paso peatonal cuando llueve, porque se desborda.

Una cuadra más arriba está la calle Cedeño que también se encuentra en similares condiciones, pero a causa del colapso de las aguas negras. Comerciantes y vecinos manifestaron que desde hace 10 años presentan este problema con gran cantidad de cráteres que han hecho que la vía se hunda, dejando solo un canal para que pasen los vehículos.

“Por este problema de las aguas negras, las pocetas no bajan, y en mi casa tuvimos que hacer un séptico. Nadie aquí puede estar frente a su casa, porque si un carro pasa, lo salpica de agua sucia y aquí nadie de la alcaldía ni de la gobernación ha venido ni siquiera a tomar fotos”, denunció Iraida Marcano, vecina afectada.

Alcalde chavista de Maturín “finge demencia” ante el campo bombardeado en que se convirtió el centro de la ciudad

 

 

Alcalde chavista de Maturín “finge demencia” ante el campo bombardeado en que se convirtió el centro de la ciudad