Adolescente en Anzoátegui presuntamente ordenó el asesinato de su madre, porque no aceptaba su bisexualidad

Adolescente en Anzoátegui presuntamente ordenó el asesinato de su madre, porque no aceptaba su bisexualidad

 

Una adolescente de 13 años de edad presuntamente ordenó el asesinato de su madre, porque no aceptaba su bisexualidad.

Por Susana Quijada

Se espera que en las próximas horas, la joven y el autor material del delito sean presentados en tribunales. Sin embargo, por la edad de la muchacha, según la ley, debe ser eximida de responsabilidad penal por no poder comprender la ilicitud de un hecho punible.

El suceso ocurrió el pasado domingo 24 de julio en la casa donde la víctima, la abogada María Laura Santaella Yánez de 39 años de edad, residía junto a su hija, situada en la calle Ecuador del sector San Francisco de Asís en la ciudad de El Tigre del estado Anzoátegui.

Según las pesquisas realizadas por los investigadores de la Policía Científica de El Tigre, la jovencita que mantenía relaciones sentimentales con hombres y mujeres, ordenó a su novio, un muchacho de 17 años, a que asesinara a su mamá.

La noche de ese domingo, la adolescente dejó la puerta de la casa abierta y le entregó un cuchillo a su pareja, quien entró a la vivienda aproximadamente a las 8:00 de la noche y le propinó a María Laura 13 heridas punzo penetrantes en diferentes partes del cuerpo, hasta ocasionarle graves lesiones que dejaron sus vísceras visibles.

La mujer fue auxiliada por funcionarios de Protección Civil de Simón Rodríguez, quienes la trasladaron al nosocomio tigrense. Posteriormente fue llevada a un centro asistencial privado, donde aún se debate entre la vida y la muerte.

Durante la primera entrevista que le realizaron a la hija de la víctima, indicó que todo se había tratado de un intento de robo.

Pero por el ensañamiento con el que actuó el sujeto, esta versión no quedó muy clara para los agentes del Cuerpo de Investigaciones Científica, Penales y Criminalísticas (Cicpc) Delegación Municipal de El Tigre, quienes profundizaron en las averiguaciones, hasta que la mañana de este martes ambos muchachos confesaron el crimen.

Se supo que el adolescente de 17 años estuvo ocho meses detenido en la Policía del Estado Anzoátegui por el delito de robo.