Olvídate del gimnasio: este es el mejor deporte para estar en forma toda tu vida, según la ciencia

 

 

 

La ciencia ha hablado y este es, según todas las investigaciones, el deporte que más beneficios nos aporta a lo largo de toda nuestra vida, sin importar la edad. El taichí a menudo se describe como “meditación en movimiento” porque se realiza en cámara lenta y tiene bajo impacto. El mismo se practica sin detenerse una serie de movimientos con nombres de acciones de animales, por ejemplo, “la grulla blanca extiende sus alas”, o movimientos de artes marciales, como “golpear ambas orejas” acompañado de respiración profunda y naturalmente, enfocando la atención, como en algunos tipos de meditación: en tus sensaciones corporales.

Por La Razón

El taichí se diferencia de otros tipos de ejercicio porque los movimientos suelen ser circulares y nunca forzados, los músculos están relajados en lugar de tensos, las articulaciones no están completamente extendidas o dobladas y los tejidos conectivos no están estirados. Esta actividad se puede adaptar fácilmente a cualquier persona, de cualquier edad y condición. Esta forma suave de ejercicio puede ayudar a mantener la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio, y podría ser la actividad perfecta para el resto de su vida, según Harvard.

Terapia adjunta

El grupo de investigadores de la prestigiosa universidad trabaja para que se considere al taichí como complemento del tratamiento médico estándar para la prevención y rehabilitación de muchas afecciones comúnmente asociadas con la edad. La idea es esta actividad funcione como una terapia adjunta, es decir, se usa junto con tratamientos médicos primarios, ya sea para tratar una enfermedad en sí misma o sus síntomas principales o también de manera más general, para mejorar funcionamiento y la calidad de vida del paciente.

Los científicos aseguran que este ejercicio que se realiza de manera suave puede ayudar a mantener la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio, así como también podría ser la actividad perfecta para el resto de su vida.

Innumerables beneficios

Pero no solo eso, ya que es un ejercicio que permite reducir el estrés y la ansiedad, consiguiendo mejorar la salud mental, tan importante ahora con el frenético ritmo de vida que se lleva entre obligaciones y crecimiento personal. Además, al no necesitar máquinas, ni equipamiento ni un lugar específico para realizarlo, es la combinación perfecta para hacer deporte y meditar.

Asimismo, ayudaría a controlar el asma gracias a la manera en la que se realizan diferentes respiraciones profundas durante los movimientos, Alivia el insomnio, las migrañas y los dolores musculares, potencia la memoria y es un arma eficaz contra el insomnio.

Si te animas a practicarlo debes saber que hay dos modalidades fundamentales: el estilo Yang y el estilo Chen. A la hora de decantarse por una de ellas hay que tener en cuenta principalmente la condición física con la que se parte, aunque ambas constan de diferentes ejercicios básicos, con movimientos individuales, posturas y respiraciones particulares.

Para seguir leyendo, clic AQUÍ.