Raúl Ochoa Cuenca: El oro, no solo el de Inglaterra

 

El Tribunal Superior de Inglaterra y Gales este viernes 29 de julio ha hecho pública su decisión de rechazar la más reciente solicitud del gobierno de Nicolás Maduro a fin de acceder a 32 toneladas de oro, que pòr un valor superior a los 1.776 millones de Euros en reservas de oro venezolanas, se encuentran almacenadas en las bóvedas del Banco de Inglaterra.

Ahora estimados lectores, debido a la importancia de esta decisión, la cual pudiera tener dos lecturas, una real y visible y otra llamémosla subjetiva por lo cual les propongo que veamos, aún de forma superficial la sentencia en referencia. Efectivamente, ese alto tribunal falló a favor del gobierno legalmente constituido de la república de Venezuela, representado en ese acto por el procurador especial Dr Enrique Sanchez Falcon, en la disputa por el oro venezolano que se sigue ante los tribunales de justicia del Reino Unido desde el año 2019. 

El dictamen estuvo a cargo de la jueza Sara Cockerill, de la división Comercial del Alto Tribunal de Justicia, “quien expresó que no puede convalidar las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela que había revocado los nombramientos del presidente Juan Guaidó en el Banco Central de Venezuela, sosteniendo que no hay base legal en el Reino Unido para darle el visto bueno a esa pretensión”. Por lo tanto, si el presidente interino legítimo de Venezuela es Juan Guaidó, tiene también legitimidad para hacer los nombramientos. Por otra parte, la juez Cockerill también señala en su sentencia que el TSJ de la administración de Maduro, cometió faltas graves en el procedimiento judicial seguido en el cuestionamiento de las decisiones de Juan Guaido. El Sr Juan Guaidó es reconocido como el único presidente legítimo, aunque interinamente, por lo que su designación es válida ante los ojos del ejecutivo britanico. Esta alta autoridad judicial británica enfatizó que el Ejecutivo local no acepta al Gobierno de Maduro como autoridades legítimas de la nación venezolana desde el año 2019.

Con base a la doctrina inglesa “de una sola voz”, todas las decisiones de Guaidó deben tomarse como lícitas, significando que el fallo contrario iría en contra de ese principio.

Sin embargo, la jueza no autorizó a la directiva del Banco Central de Venezuela nombrada por el gobierno provisorio de acceder a las reservas, lo que debería determinarse en otra audiencia.  Esta decisión del tribunal, en la cual por una parte declara terminada y en forma definitiva las pretensiones de Maduro y socios de adueñarse de estos dineros pertenecientes al pueblo de Venezuela y que al no autorizar la entrega

material del bien en disputa a la parte a la cual ese mismo tribunal ha dado razón, creo que obliga a una profunda reflexión de parte de los dirigentes de la oposición en funciones dirigenciales y seguramente del presidente interino Juan Guaido, a quien en la actualidad más de 50 países democráticos lo reconocen como tal.

Porque así como los medios de información ingleses recogen las barbaridades que cotidianamente realiza el régimen madurista, igualmente recogen las informaciones sobre lo que podríamos eufemísticamente llamar fuego amigo entre los más importantes dirigentes de la llamada oposición venezolana.

¿Quizá sí este podría ser un buen momento para que el presidente Guaido exigiera a grupos de personas con influencia en el andar de la oposición mayor claridad en relación a ese lunar tóxico, como lo ha sido el sonado caso de Monómeros Colombos Venezolanos ? Empresa esta con sede en la ciudad de Barranquilla, capital del caribe colombiano, país el cual desde el próximo 7 de agosto será presidido por Gustavo Petro, compañero, amigo de Maduro y receptor ilegal e inmoral de dineros del sufrido pueblo venezolano. 

Esta decisión del tribunal londinense, ordenando que el oro, ya fuera del peligro de caer en las garras afiladas de la Banda de Miraflores y sus secuaces, conlleva además otra buena noticia, cual es que los patriotas venezolanos podremos estar tranquilos que estos lingotes, al menos estos, no irán a parar a la ?stanbul Alt?n Rafineri, importante centro refinador de oro situado en la capital comercial de Turquía, empresa esta de la cual se afirma que es socia del competente, inteligente, culto,  muy  culto  joven heredero, el Dr Nicolas Maduro (a) Nicolasito.

Cuando Maduro llegó al poder en el primer semestre de 2013, la nación tenía 381,10 toneladas de oro, la mayoría de ellas en las bóvedas del BCV. Nueve años después funcionarios del BCV comprometidos con la patria, dejan saber que en las bóvedas de la esquina de Carmelitas se encuentran solo 69 toneladas de oro, lo que indica que desde el día en que Maduro se robó la elección presidencial han desaparecido 312,5 toneladas de oro. Recordemos que el BCV no presenta su memoria y cuenta a nadie, ya que no lleva registro alguno, al menos no publicados. Son 17.343 millones de euros que se nos esfumaron durante este periodo, si, solo en oro.

De acuerdo con el entonces viceministro de Minas, Richard Lozada, en declaraciones a la prensa en el año 2016, Venezuela contaba con “una potencialidad de 7 mil toneladas de oro, más las reservas de petróleo más grandes del mundo. Esas riquezas naturales de frente a los depredadores enquistados en Miraflores, nos han postrado en la mayor crisis social y económica que la historia del mundo contemporáneo recuerde, provocando el mayor desplazamiento de personas a nivel mundial, según el informe del PNUD del año 2020.  

Y no obstante estas riquezas, la ONU señala que dentro de Venezuela siete millones de personas necesitan asistencia humanitaria y preocupa sobre todo el aumento de la desnutrición entre la población, a la que la hiperinflación dificulta la adquisición de productos básicos para su diaria subsistencia. Según la ONU, la desnutrición en Venezuela ha pasado del 2,5 % en 2010-2012 al 27,4 % en 2018-2020.

¿ Realmente cree usted distinguido lector que Venezuela se está arreglando ?

Raúl Ochoa Cuenca en Anfi del Mar el 31 de julio del año 2022.