Sargento del Ejército colombiano pidió permiso para asistir al funeral de su padre y fue asesinado por sicarios

El suboficial habría sido asesinado por integrantes de grupos al margen de la ley que delinquen en la zona. (Foto: Ejército Nacional de Colombia)

 

 

 

 

El Comando de la Trigésima Brigada, unidad orgánica de la Segunda División del Ejército Nacional informó que el sargento viceprimero Cegrid Antonio Alean Barragán, fue asesinado en el municipio de San Bernardo del Viento, en el departamento de Córdoba, mientras se encontraba de permiso en el funeral de su padre.

Por infobae.com

De acuerdo con la información inicial entregada por las autoridades, los hechos se registraron siendo aproximadamente a la 1:00 p. m., exactamente en el sector conocido como Caño Grande en San Bernardo del viento. En este lugar fue asesinado el sargento viceprimero. Respecto a lo ocurrido aún no hay mucha claridad y el caso es materia de investigación por parte de las autoridades competentes para este tipo hechos delictivos que cobró nuevamente la vida de un integrante de la Fuerza Pública.

El suboficial orgánico era miembro activo del Batallón de Apoyo y Servicios para el Combate Número 30, y en el momento en que fue asesinado se encontraba de permiso en esta región del departamento de Córdoba, debido a una solicitud propia para asistir el funeral de su padre. En medio del duelo del progenitor del sargento, su familia se tuvo que enfrentar al flagelo que hoy viven los seres queridos de otros policías y militares del país que han perdido la vida a manos de integrantes de Grupos Armados Organizados -GAO- que delinquen en Colombia.

Según información preliminar, el suboficial habría sido asesinado por integrantes de grupos al margen de la ley que operan en la zona.

El Comando inmediatamente puso en conocimiento a las autoridades competentes, para establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que ocurrió el lamentable hecho.

El comando de la Segunda División lamentó el asesinato del sargento e hicieron extensivas las condolencias a sus familiares y seres queridos. Desde la institución rechazaron el asesinato del suboficial, y reprocharon el ataque del los delincuentes en contra del militar que se encontraba en total estado de indefensión.

Las estadísticas del Ministerio de Defensa indican que durante el 2022 en el departamento de Córdoba han muerto violentamente más de cinco miembros de la Fuerza Pública y otros cuatro han quedado lesionados, producto de acciones ejecutadas por el GAO Clan del Golfo, quienes han desatado una “cacería” en contra de miembros de la Policía y el Ejército Nacional, por quienes, según información de inteligencia, se entregan hasta 20 millones de pesos por uniformado asesinado.

En la última semana, la Policía Nacional publicó la actualización del cartel de los más buscados por los recientes homicidios de uniformados de la Policía.

En el nuevo cartel aparecen 74 personas que presuntamente pertenecen al GAO Clan del Golfo y que también serían responsables de varios ataques a policías en 82 municipios de varias regiones del país, hostigamientos en los cuales han muerto varios uniformados.

Respecto a este cartel el director de la Policía Nacional, el general Jorge Luis Vargas explicó que:

“Hay más de 1.700 órdenes de capturas con las que los estamos buscando, sobre todo están en las zonas rurales. Han sido dos días muy positivos en la lucha contra el narcotráfico y en la lucha contra el Clan del Golfo”, indicó el director de la Policía Nacional.

En este mismo contexto, el Ministerio de Defensa Nacional, en la última semana de julio, dio a conocer información sobre un posible paro armado del Clan del Golfo en Sucre, Bolívar, Córdoba, Antioquia y César y se anunció un dispositivo especial por parte de la fuerza pública para prevenir acciones que lleven a afectar a la ciudadanía, entre ellas, cualquier acción de constreñimiento tanto a la movilidad como a la actividad comercial.

Durante esa misma reunión de seguridad adelantada en Sincelejo y presida por el líder de la cartera, Diego Molano, expresó su solidaridad con las familias de los policías y soldados afectados en los últimos días y calificó estos hechos como actos demenciales del GAO Clan del Golfo.