Demandó a restaurante por insólito motivo y ganó el juicio, pero recibió un chiste de indemnización

Cortesía

 

Las malas experiencias en restaurantes son constantes, pero que esos incidentes lleguen a la justicia es muy extraño. Esta historia comenzó en julio de 2020, cuando una pareja se quejó porque en un restorán le cobraron 2,50 euros por dos porciones de pan que no habían pedido y cuyo precio no figuraba en el menú.

Por: Crónica

El hecho ocurrió en Mesón Asador Carlos, un establecimiento gastronómico ubicado en Traspinedo (Valladolid, España). Pero el local tuvo la mala de suerte de que el cliente, llamado Pablo Gerbolés, era abogado y trabajaba en FACUA, una organización no gubernamental y sin ánimo de lucro española, dedicada desde sus orígenes, en 1981, a la defensa de los derechos de los consumidores.

Al momento de pagar el ticket, Gerbolés advirtió que le cobraron 1,25 euros por cada una de las porciones de pan que no habían ordenado. Además, se percató de que en la carta online no aparecía el precio.

Puedes leer la nota completa en Crónica