La reunión de la Opep+ pone a prueba la influencia del presidente Biden sobre el grupo

Imagen de archivo de la sede de la OPEP en Viena. EFE/EPA/CHRISTIAN BRUNA

 

Los principales exportadores de petróleo de la OPEP+ se reúnen este miércoles para debatir su estrategia de producción después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, tratara de convencer a Arabia Saudita de seguir abriendo el grifo ante una galopante inflación.

Los debates técnicos deben comenzar en Viena, sede del cartel, a las 13H00 (11H00 GMT), antes de la reunión ministerial prevista para las 13H30.

El cartel de países petroleros, liderado por Arabia Saudita y Rusia, ha resistido hasta ahora a la presión estadounidense de aumentar la producción después de que la invasión rusa de Ucrania desencadenara una subida de los precios del petróleo.

Después de recortar la producción en 2020 en respuesta a la caída de los precios durante la pandemia de covid-19, la OPEP+ comenzó a aumentar modestamente la producción el año pasado y ha renovado esta política cada mes.

Se supone que la producción ha vuelto a los niveles anteriores al covid-19, pero en realidad los miembros del grupo de 23 países tuvo problemas para cumplir con sus respectivas cuotas.

Según Craig Erlam, analista de la plataforma comercial OANDA, la reunión de la OPEP+ mostrará si “el presidente Biden tiene alguna influencia en el cartel”.

En julio, el mandatario estadounidense realizó un controvertido viaje a Arabia Saudita para convencer al reino de aumentar la producción de crudo con el objetivo de estabilizar el mercado y frenar la inflación.

Biden se reunión con el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán pese a su promesa de tratar el reino como “paria” tras el asesinato en 2018 del periodista Jamal Khashoggi.

Tras reunirse con funcionarios sauditas, Biden dijo que estaba haciendo todo lo que podía “para aumentar el suministro de Estados Unidos”.

“Arabia Saudita y sus aliados tendrán que decidir si hacen caso a la petición de Joe Biden y aumentan la producción o se solidarizan con Rusia quedándose quietos”, señaló Tamas Varga, analista del bróker petrolero PVM.

Es “poco probable que la OPEP+ anuncie un aumento significativo de la producción, dados los crecientes temores de recesión” y la caída de los precios del petróleo desde principios de junio, opina Stephen Innes, socio gerente de SPI Asset Management.

– ¿Más cauto? –

Tras alcanzar cerca de 140 dólares por barril a principios de marzo, los precios del crudo siguieron bajando esta semana tras los débiles datos económicos de China, el mayor importador mundial de petróleo.

Este miércoles, hacia las 07H10 GMT, el barril de Brent del mar del Norte se cotizaba a 100,04 dólares, en baja de 0,50%, y el West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos a 93,88 dólares (-0,57%).

“La notable caída de los precios desde ayer (lunes) podría hacer que la OPEP+ sea más cauta”, dijo Commerzbank en una nota.

El banco alemán dijo que la noticia de que la producción libia ha vuelto a los niveles normales por primera vez en casi cuatro meses también podría servir como argumento contra una mayor aumento de la producción.

La OPEP+ comenzó a añadir unos 400.000 barriles diarios al mercado el año pasado, renovando la política cada mes hasta junio, cuando aumentó la producción en casi 650.000 barriles diarios.

Según los analistas, el grupo ha anulado los recortes de 9,7 millones de barriles diarios acordados para 2020, aunque solo en teoría. AFP