En la Guajira venezolana, los indígenas viven en pobreza crítica y muchos mueren por hambre

Concejal Rosahana Larreal

En el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la legisladora zuliana, Zenaida Fernández, reprochó al régimen chavista por las muertes de decenas de indígenas por hambre y violación de los derechos humanos.

Por Corresponsalía

Fernández dijo que, según la última medición de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi), en el año 2020 alrededor del 70% de los hogares del municipio Guajira están en la línea del hambre, es decir, que no comen ni siquiera una vez al día.

“Como indígena hoy alzó la voz, no podemos seguir callando lo que sucede en los municipios Mara y Guajira, donde los ancianos y niños son los más vulnerables, no tienen derecho a la educación ni a las tres comidas al día”, dijo.

Para la legisladora es preocupante como el 26% de los infantes Indígenas están en grados de desnutrición por diversas razones: sus padres no consiguen empleo y, por ende, no tienen como sustentar a sus familias.

La concejal indígena, Rosahana Larreal, aseguró que la población indígena de Maracaibo y de todo el estado Zulia, llega a aproximadamente un millón de habitantes. A su juicio, sus paisanos son víctimas de la crisis económica que atraviesa el país.

“Nuestras comunidades sufren por la falta de empleos, de atención médica, por el mal estado de los servicios públicos. Como indígenas tenemos que seguir recobrando espacios, formarnos en universidades y crecer en medio de las dificultades para seguir siendo un pueblo ancestral que lucha por sus derechos, por el respeto a sus costumbres y por una mejor calidad de vida”, señaló.

Ambas representantes de las etnias indígenas dijeron que Zulia es el estado con mayor crisis social, cultural y geopolítica nunca antes registrada en el país.

La diputada indígena del movimiento Zulia Humana (ZH) solicitó un minuto de silencio en honor a los líderes indígenas asesinados en Venezuela por defender sus derechos. Solo los legisladores del Partido Socialista Unidos de Venezuela (Psuv) permanecieron sentados en actitud displicente.

 

Diputada Zenaida Fernández