Migrantes murieron abrazados al ser abandonados en la frontera de EEUU por sus coyotes

Los hermanos Édgar Mendoza Rodríguez, de 37 años, y Carlos Enrique Mendoza Santiago, de 23 años, en su camino por el desierto de Arizona.Diario Milenio

 

Dos hermanos del estado mexicano de Oaxaca perdieron la vida en el desierto de Arizona al ser abandonos por el coyote al que pagaron para cruzar la frontera hacia Estados Unidos, según reveló su padre, Facundo Mendoza Rodríguez, al diario Milenio. “El consulado dijo que, como buena pareja de hermanos, los encontraron abrazados”, explicó el hombre.

Por Noticias Telemundo

Édgar Mendoza Rodríguez, de 37 años, y Carlos Enrique Mendoza Santiago, de 23, salieron de la ciudad de Tuxtepec el 27 de mayo, a pesar de las súplicas de familiares.

“Le pedí que no se fuera, que siempre estuviera con nosotros, pero se fue”, lamentó Ingrid, una de los cinco hijos de Édgar Mendoza.

Su padre los llevó a Santa Cruz, en el estado de Veracruz, desde donde se dirigieron a Sonoyta, junto a la frontera en Sonora, para encontrarse con el traficante de personas.

“Le dije a uno de ellos: ‘¿Estás seguro de que vas a aguantar?’ Y me dijo: ‘Sí, papá. Yo le voy a echar muchas ganas y lo voy a hacer por mis hijos y por mi esposa”, explicó. Se despidieron con un abrazo.

Lea más en Noticias Telemundo