Detienen a uno de los responsables del homicidio del jefe de la “Unidad de Batalla” chavista en Apure

Edgar Ramos.

 

 

 

 

En sus redes sociales, el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Douglas Rico notificó la aprehensión de uno de los dos hombres señalados de asesinar a Edgard Ramón Ramos González, jefe de la Unidad de Batalla (UBCH) en la parroquia El Recreo en San Fernando de Apure. Ramos fue encontrado muerto dentro de las instalaciones de la Universidad Nacional Abierta (UNA), el pasado 9 de agosto.

María Eugenia Díaz // Corresponsalía lapatilla.com

Ramos habría sido encontrado degollado en el recinto educativo, por lo que de inmediato se activó el proceso de investigación y se determinó la responsabilidad del asesinato a Daniel Isaías Fernández Pérez (18) y un joven de 15 años, aún por detener, quienes días antes habrían planificado despojar a la víctima de su dispositivo celular.

El día 8 de agosto, valiéndose que el hoy inerte les tenía confianza, ya que en varias oportunidades se habrían reunido, se comunicaron con la víctima vía telefónica y lo citaron en las instalaciones de la universidad. Luego en el lugar, Fernández desenfundó un arma blanca que le causó una herida en el cuello a Ramos, que le cegó la vida de manera inmediata,

Daniel Isaías Fernández Pérez, responsable del asesinato de Edgar Ramos

 

 

 

 

Fernández, junto a su cómplice, se apoderaron del celular y huyeron del sitio, con destino a la vivienda de la madre del asesino.

Una vez en la residencia, los victimarios optaron por quemar sus zapatos, ya que estos se encontraban impregnados de sangre.

En el transcurso de las investigaciones, se logró la ubicación del homicida cuando pretendía huir de la entidad, pues tenía el teléfono celular robado y el pantalón que portaba al momento de cometer el crimen. También se incautó el arma homicida. El caso está a la orden de la Fiscalía 20º del Ministerio Público del estado Apure.

La víctima era enfermero de profesión, se desempeñaba el cargo de jefe de enfermería del ambulatorio de Terrón Duro y, según sus vecinos y seguidores, gozaba del cariño y respeto de su comunidad.