Fiscalía de Perú pidió 29 años de cárcel para exalcaldesa de Lima por caso Odebrecht

La exalcaldesa de Lima Susana Villarán, en una fotografía de archivo. EFE/Paolo Aguilar

 

El Ministerio Público de Perú solicitó este jueves una pena de 29 años de cárcel contra la exalcaldesa de Lima Susana Villarán (2011-2014) por presuntamente haber recibido millonarios aportes ilegales de las constructoras brasileñas Odebrecht y OAS “para continuar al mando del municipio”.

El fiscal anticorrupción José Domingo Pérez, del primer despacho del Equipo Especial Lava Jato, presentó esta mañana la acusación contra Villarán por los delitos de asociación ilícita, colusión, lavado de activos, falsedad genética y falsa declaración en procedimiento administrativo.

Pérez solicitó contra la exalcaldesa una pena privativa de libertad de 29 años “por la presunta conformación de una organización criminal que recibió más de 10 millones de dólares en aportes ilegales de las constructoras Odebrecht y OAS para continuar al mando del municipio”, según detalló la Fiscalía en sus redes sociales.

Por este caso, la exalcaldesa limeña acumula más de cuatro años de restricciones a su libertad tras cumplir medidas de comparecencia con restricciones, prisión preventiva y detención domiciliaria.

Villarán fue la primera mujer en ser elegida alcaldesa de Lima de manera democrática y representó al movimiento izquierdista Fuerza Social, pero en 2013 afrontó un referéndum para ser destituida, promovido por sus opositores.

En ese contexto, se enroló en una gran campaña electoral por el “No” a la revocatoria que, según la tesis fiscal, habría recibido apoyo económico de las constructoras brasileñas.

En mayo del año pasado, el Poder Judicial rechazó el pedido fiscal para prolongar su prisión preventiva, aunque ordenó contra ella una serie de restricciones, que incluyen el impedimento de viajar al extranjero y comparecencias ante instancias judiciales cuando se le solicite.

Para no aceptar la prórroga solicitada por la Fiscalía, el juez argumentó la avanza edad de la Villarán, de 73 años, y las secuelas que dejó la covid-19 a su salud. EFE