Entran en vigor nuevas leyes que endurecen uso de armas en Nueva York y anuncian zonas prohibidas

FOTO: EDWIN MARTÍNEZ / IMPREMEDIA

 

En julio pasado, la Corte Suprema de Estados Unidos le tiró un balde de agua fría a la feroz lucha que el Estado de Nueva York ha venido librado contra las armas de fuego, tras anular una ley promulgada hace más de un siglo, que imponía restricciones al porte de armas ocultas fuera del hogar.

Por El Diario NY 

Pero como una manera de hacerle contrapeso a la peligrosa decisión, la Legislatura estatal aprobó un paquete de duras normas, que comenzará a regir a partir de este jueves 1 de septiembre en todos los rincones de Nueva York, y que busca evitar que la Gran Manzana se convierta “en un campamento armado de miedo y desconfianza”.

Así lo anunció el alcalde, Eric Adams, tras revelar un plan integral para educar e informar a todos los neoyorquinos sobre los cambios en la legislación estatal sobre porte y tenencia de armas, que incluyen regulaciones como mayores revisiones en los requisitos de elegibilidad, cursos de capacitación sobre armas de fuego y la creación de “áreas sensibles” donde no se podrá llevar armas.

“La Corte Suprema, en lugar de anular lo que hemos estado haciendo, debería haber duplicado lo que hemos estado haciendo, y habríamos salvado vidas en el proceso”, dijo el mandatario local, advirtiendo que Nueva York seguirá haciendo todo lo que esté a su alcance para proteger las vidas de los neoyorquinos, quienes en lo que va corrido del 2022 ya han vivido más de 924 tiroteos, con 1,115 víctimas. También las acciones policiales han logrado sacar 4,700 armas de las calles.

“Nos han puesto en la línea de fuego y debemos responder en consecuencia. La decisión radical que tomaron (la Corte Suprema) nos pone en peligro a todos. Pero aquí en Nueva York, un lugar conocido por la libertad, la apertura y la diversidad, nos defenderemos”, enfatizó Adams, advirtiendo que aquellos estados que han abierto sus leyes de armas, tienen datos aterradores de muertes por violencia armada.

Lea más en El Diario NY