Meghan y Thomas Markle: la duquesa de Sussex señaló quién es culpable de la ruptura de la relación con su padre

 

 

 

Hoy la prensa internacional habla de la entrevista que Meghan Markle le dio a la revista The Cut. La esposa del príncipe Harry abrió las puertas de su casa a la periodista Allison P. Davis para contarle un poco más de su nueva vida y, de paso, enfrentar las polémicas que siempre la han perseguido.

Por Clarín

La ex actriz habló de su antigua vida en Londres y de las dificultades que los llevaron a tomar la decisión de separarse de “La Firma”, como se le conoce a la institución real británica.

“Yo era actriz. Todo mi trabajo era ‘Dime dónde pararme, dime qué decir, dime cómo decirlo, dime qué ponerme y lo haré’”. Ella creía que siendo ella misma haría un buen papel como miembro hasta que le dieron un discurso sobre el deber y el decoro.

Entonces la presión mediática los sobrepasó y, dijo, deterioró su salud mental. La periodista narra que la pareja pensó que si los tabloides se sentían libres de atacarlos “bajo el pretexto del interés público” porque sus vidas estaban financiadas por los contribuyentes, entonces simplemente deberían eliminar la financiación de los contribuyentes de la ecuación.

“Solo por existir, estábamos trastornando la dinámica de la jerarquía. Entonces decimos: ‘Está bien, está bien, salgamos de aquí’”.

 

 

Meghan afirma que no estaban pidiendo reinventar las normas. Ahora “me siento diferente, me siento más clara. Es como si estuviera encontrando mi voz. He tenido mi voz durante mucho tiempo, pero puedo usarla”, añadió.

El distanciamiento de su papá

La llegada de Meghan a la vida del príncipe Harry supuso también el distanciamiento de su papá, el productor de luces de Hollywood Thomas Markle, de quien heredó su fascinación por los estudios de grabación.

Antes de su boda, surgieron diferencias entre ellos por el presunto “abandono” de Meghan, sin embargo, la bomba estalló y la relación se rompió por completo cuando después de la boda, The Mail on Sunday filtró una carta en la que Meghan le escribió rogándole que dejara de hablar con los periodistas. Meghan demandó al medio por invasión de la privacidad y ganó, aunque la defensa montada en su contra la describió como calculadora y manipuladora.

Para seguir leyendo, clic AQUÍ.