La “perestroika” y la “glasnost”, políticas de apertura que cambiaron la historia de la Urss y del mundo

Contrario a sus predecesores, Gorbachov mantuvo relaciones positivas con los líderes occidentales, lo que dio paso a la firma de importantes acuerdos, como los relacionados a armamento nuclear.

 

 

 

Si hay dos palabras asociadas a Mijaíl Gorbachov y a su decisiva etapa al frente de la URSS, estas son “perestroika” y “glasnost”.

Por BBC Mundo

La primera significa “reconstrucción” y la segunda “apertura”.

Estos dos conceptos innovadores que impulsó Gorbachov -quien falleció este martes a los 91 años en Moscú- cambiaron la hasta entonces rígida naturaleza de la Unión Soviética, tanto que al final acabó por caer.

En marzo de 1985 murió a los 73 años Konsantin Chernenko, que llevaba solo un año al frente del timón del país.

A diferencia del conservador Chernenko, que había forjado su carrera en el estalinismo, el número dos en la jerarquía era un político relativamente joven, de 54 años, con ideas reformistas: Mijaíl Gorbachov.

A falta de otro candidato plausible, Gorbachov fue elegido por unanimidad como secretario general del Partido Comunista y, con ello, líder de la entonces segunda potencia mundial, cargo desde el que impulsaría sus políticas de apertura.

 

GETTY IMAGES

 

Con motivo del fallecimiento de una de las figuras históricas más cruciales del siglo XX, se profundiza en sus dos doctrinas que marcaron el final de la Guerra Fría y cambiaron el rumbo de la historia.

La perestroika

En la década de 1980 el nivel de vida en la URSS estaba cayendo, mientras en Estados Unidos y Europa avanzaba cada vez más.

La economía soviética pasaba por graves apuros y Moscú no podía permitirse mantener la cada vez más exigente carrera armamentista con Washington.

Por otro lado, informes del gobierno indicaban la necesidad de fomentar las pequeñas empresas privadas para sostener la economía.

 

Mijaíl Gorbachov asumió el poder del Partido Comunista de la URSS cuando apenas tenía 54 años.

 

Así, Gorbachov creyó que era necesaria una reforma integral que permitiera modernizar y reestructurar la economía de la Unión Soviética.

A esta visión se le llamó “perestroika”.

Desde 1985 Gorbachov emprendió una serie de aperturas económicas -entre ellas la propiedad privada de algunos bienes- y relaciones comerciales con Occidente, siempre sobre las bases del socialismo.

Básicamente, la perestroika tenía como objetivo cambiar la economía de planificación central de la Unión Soviética hacia una economía de mercado.

Para seguir leyendo, clic AQUÍ.