La historia criminal de dos de los muertos hallados en una carreta en Bogotá

Esta es la carreta de reciclaje en la que aparecieron los cadáveres de tres hombres en El Amparo. FOTO: Archivo particular

 

Durante más de cuatro horas, el presidente Gustavo Petro y la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, realizaron un consejo extraordinario de seguridad en torno a la seguridad de la capital del país, que sigue golpeada por asesinatos, asaltos y la presencia de estructuras criminales.

Por eltiempo.com

Además de proponer la suspensión de los permisos especiales para porte de armas y replantear la estrategia de cuadrantes de la Policía, hubo un componente sobre los actores criminales que tienen azotadas algunas zonas de la ciudad. Y los muertos que están apareciendo son una pista clave.

EL TIEMPO reveló las identidades de las personas asesinadas y encaletadas en una camioneta Toyota hace dos semanas, entre ellas el expolicía Juan Carlos Useche, que conduce a una estructura criminal de Medellín.

Y ahora, la identificación de los tres cadáveres encontrados en una carreta, en el barrio El Amparo, en la localidad de Kennedy, están arrojando nuevas pistas sobre otra guerra entre criminales que se libra en algunas zonas por el control del narcotráfico y en el que entra a jugar la banda criminal venezolana ‘el Tren de Aragua’.

Las víctimas fueron identificadas como Carlos José Vanegas Romero, Brandon Enrique Flórez Tejedor y Jonathan Smith Martínez Villalobos.

En esta carreta transportaban los cuerpos en bolsas. Foto: Archivo particular

 

El único dato inicial que se entregó es Medicina Legal, se trata de tres hombres de 35, 45 y 57 años de edad y eran provenientes de la Costa Caribe colombiana.

EL TIEMPO investigó y estableció que Smith tenía un proceso abierto, en el juzgado 30 penal de conocimiento, por hurto calificado,  y hace poco había salido de prisión.

A mediados de 2019 había aceptado cargos y en mayo pasado un juzgado de ejecución de penas y medidas notificó una nueva rebaja para que quedara en libertad.

EL TIEMPO estableció que era oriundo de Cartagena y que trabajaba como ‘comunity manager‘ y asesor gastronómico de una empresa.

En cuanto a Flórez , aparece procesado en abril de este año por estafa y era señalado también por cometer hurto a través de medios informáticos. Vivía en Soacha y la familia ya reclamó su cadáver.

En cuanto a Vanegas Romero se sabe que terminó el servicio militar en 2015, en Sincelejo y se trasladó a Bogotá.

Uno de los investigadores del caso le aseguró a este diario que los tres hombre trabajarían para el ‘Tren de Aragua’: “Hay una guerra por el manejo de las plazas de narcotráfico que ya están en manos de estructuras locales. Actores externos quieren controlar sectores y el único mecanismos es a sangre y fuego“.

“Estamos en el proceso de recolectar, individualizar y llevar ante la justicia a estos criminales que están haciendo afectación en ese sector en específico de la ciudad”, afirmó el brigadier general Carlos Fernando Triana Beltrán, nuevo comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.