Alertaron que las reses en Trujillo están muriendo por una “rara peste”

 

 

Según la señora Gladys Gómez, habitante de la parroquia Monseñor Jáuregui (Niquitao), municipio Boconó; más de 40 reses han muerto en extrañas circunstancias durante las últimas semanas.

Por Karley Durán | Diario de Los Andes

“Alertamos a las autoridades municipales y sanitarias porque hay una rara peste en las reses de Niquitao. Muchos de los dueños las entierran a cuatro metros de profundidad, aunque otros presumen de la enfermedad del animal y los llevan a lugares desconocidos, por lo que se presume los sacrifican y luego comercializan”, advirtió.

Gómez alertó a la ciudadanía a tener cuidado dónde compran carne, puesto que el ganado vacuno en esta zona está afectado por una extraña enfermedad.

“Las vacas, becerros y toros comienzan a temblar, quedan inmóviles, botan una babasa y luego mueren”, describe Gladys Gómez, quien recomienda a las autoridades sanitarias visitar el sector Tirindi de Niquitao para cerciorarse de esta situación, investigar las causas y tomar medidas en pro de la salud de los boconeses y la tranquilidad de los ganaderos de la zona.