“Está en shock “: habla la familia del único policía que sobrevivió a la masacre en Colombia

El lugar donde fueron asesinados los uniformados en Huila – Foto: Suministrada a Semana A.P.I.

 

Una emboscada con explosivos contra una patrulla de policía, en una zona rural del departamento de Huila, dejó siete uniformados muertos este viernes. Aunque en un primer momento el presidente Gustavo Petro informó, mediante un tuit, sobre ocho fallecidos en el ataque, el balance final de la policía da cuenta de siete víctimas fatalesEl único sobreviviente fue identificado como el patrullero Gustavo Alberto Esquivel.

Por Semana 

Un hermano del auxiliar de policía Gustavo Alberto Esquivel Rojas aseguró que su familiar fue “el único sobreviviente del atentado”, en declaraciones que dio en horas de la madrugada a los colegas de Caracol Radio. “Estoy contento porque sobrevivió, el único sobreviviente del atentado a la patrulla en el municipio de San Luis. Él es uno de los hermanos mayores de la familia. Vive aparte con mi papá, por los lados de Colombia (Huila)”, agregó, al indicar que su hermano es soltero y no tiene hijos. El uniformado no tiene heridas de gravedad, permanece estable, está en shock y es atendido en la clínica de la policía en Neiva.
Según la Fiscalía General de la Nación, los uniformados fueron emboscados mientras se desplazaban en un vehículo oficial hacia San Luis, una zona rural ubicada a más de dos horas de camino de Neiva, la capital del departamento de Huila, de donde habían partido. “Fueron víctimas de la activación de un artefacto explosivo”, indicó la Policía Nacional en un comunicado.
Las autoridades no han dado información sobre los responsables de la agresión más grave contra la fuerza pública desde la llegada al poder de Petro, quien se posesionó a comienzos de agosto y ha planteado a varios grupos armados una política de “paz total” para desactivar el conflicto de casi seis décadas.
-”Saboteo a la paz”

El primer presidente de izquierda en la historia de Colombia avanza en la reactivación de los diálogos de paz con la guerrilla del ELN, interrumpidos en 2019 tras un ataque contra una escuela de policía que dejó 22 muertos, además del agresor.

También propuso un cese al fuego “multilateral” con los guerrilleros que se apartaron del pacto de paz que desarmó a la guerrilla de las FARC en 2017 y los ejércitos del narcotráfico. Tanto el mayor grupo de las llamadas disidencias como bandas de narcos agrupadas en torno al Clan del Golfo se han mostrado abiertos a participar en el cese, sin llegar de momento a un acuerdo con el gobierno.

Leer más Semana