Al menos cinco heridos en un ataque contra un autobús al norte de Israel

Foto de archivo de un bombero apagando las llamas de un autobús incendiado cerca de un punto de control entre Israel y Palestina. EFE/Oliver Weiken

 

 

 

 

Cinco personas resultaron heridas en un ataque con arma de fuego a un autobús en la región de Baja Galilea, al norte de Israel y fronteriza con Cisjordania ocupada, por el que dos sospechosos palestinos han sido detenidos por las autoridades israelíes.

“Tras el ataque a tiros a un autobús en el valle del Jordán, las fuerzas policiales que fueron llamadas a la escena comenzaron a realizar búsquedas para localizar a los sospechosos. Durante las inspecciones, los agentes avistaron un vehículo en llamas y localizaron a dos sospechosos corriendo por la zona”, confirmó un portavoz de la Policía israelí.

El tiroteo tuvo lugar cerca del asentamiento colono israelí de Hamra, donde el servicio de emergencias Magen David Adom trató a dos pasajeros con heridas moderadas y otros tres con heridas leves, informó éste en un comunicado.

Los atacantes dispararon contra el autobús desde un camión y cuando éste se detuvo echaron gasolina contra el vehículo de pasajeros en un intento de prenderle fuego, explicó un portavoz militar a medios locales.

El autobús estaba lleno y fue alcanzado por al menos ocho balas, según testigos presenciales citados en medios hebreos, que añaden que un tercer sospechoso huyó de la escena en el momento del tiroteo.

Poco después del suceso, tropas israelíes hallaron a los dos sospechosos, identificados como palestinos, portando armas de fuego, cerca de un camión que había ardido, probablemente accidentalmente por un cóctel molotov.

“Vimos a dos personas con heridas de bala fuera del autobús que estaban siendo tratadas por médicos del Ejército. Un hombre de unos 60 años y otro más joven. Estaban completamente conscientes y pudieron comunicarse con nosotros. Además, había otros jóvenes heridos por vidrios rotos”, confirmó un médico de Magen David Adom.

Los dos víctimas de disparos fueron trasladados en helicóptero al Hospital de Rambam, mientras que los otros heridos fueron llevados en ambulancia al hospital Haemek en Afula”.

En las últimas semanas se han producido varios ataques de palestinos contra autobuses, uno la semana cerca de Ramala y otro hace dos en Jerusalén este; así como en los alrededores de asentamientos colonos en Cisjordania ocupada.

El viernes un palestino fue abatido por tropas israelíes al apuñalar a un soldado cerca del asentamiento de Kiryat Arba, en el área de Hebrón.

EFE