El príncipe Harry abandonó a primera hora el castillo de Balmoral

El príncipe Enrique, duque de Sussex, interviene este martes en durante una conferencia de prensa de los 6º Juegos Invictus en Düsseldorf, Alemania. EFE/EPA/SASCHA STEINBACH

 

El príncipe Enrique, hijo menor del nuevo rey británico, Carlos III, abandonó esta mañana a primera hora, sobre las 7.20 GMT, el castillo de Balmoral (Escocia), donde ayer falleció su abuela, Isabel II, a los 96 años.

Según informa hoy la cadena pública de televisión BBC, el duque de Sussex se marchó de la residencia real escocesa al frente de un convoy formado por dos vehículos.

Enrique se había desplazado ayer por la tarde al castillo sin su esposa, Meghan, quien permaneció en Londres, según la prensa local, al igual que su cuñada, Catalina, esposa del príncipe Guillermo, quien también se quedó en la capital con sus tres hijos, Jorge, Carlota y Luis.

El matrimonio formado por los duques de Sussex -Enrique y Meghan-, que reside actualmente en Estados Unidos junto con sus dos hijos pequeños, Archie y Lilibet, se encontraba esta semana en una gira por Europa y había planeado, en principio, haberse desplazado anoche a Londres para participar en un acto que se canceló a raíz de la noticia.

Pese a haber acudido a Balmoral, el príncipe Enrique y otros miembros de la familia no tuvieron ocasión ayer de despedirse de su abuela, ya que para cuando llegaron a la residencia, la soberana ya habría fallecido, rodeada de algunos familiares, como su primogénito, Carlos, y su hija la princesa Ana, según los medios locales.

La nueva primera ministra británica, Liz Truss, fue informada del deceso a las 15.30 GMT, dos horas antes de que el palacio de Buckingham emitiera el comunicado oficial corroborando el fallecimiento.

Hoy se espera que Carlos y Camila se desplacen también en algún momento de la jornada a Londres, donde hay numerosos actos pendientes como tributo a la monarca, entre ellos una audiencia del nuevo rey con Truss y un discurso a la nación, previsto para la tarde. EFE