La muerte de Isabel II: ¿se está cumpliendo la “Operación London Bridge”?

La reina Isabel de Gran Bretaña es conducida en carruaje desde el Palacio de Buckingham a las Casas del Parlamento durante la apertura estatal del Parlamento en el centro de Londres, Inglaterra, el 27 de mayo de 2015. REUTERS/Peter Nicholls/Archivo

 

Tras la muerte de Isabel II, el Reino Unido activó la operación “London Bridge”, que estipula cada paso a seguir en los diez días posteriores al fallecimiento de la reina, también conocido como día D. Sin embargo, las autoridades parecen no estar siguiendo el protocolo al pie de la letra.

Por infobae.com

Lo más importante que no se cumplió como estaba estipulado es el día de la proclamación de Carlos. El protocolo sostenía que la ceremonia debía tener lugar el día posterior a la muerte de Isabel, es decir, el D+1 (viernes). Pero finalmente el acto se llevó a cabo hoy, dos días después del fallecimiento (D+2).

Asimismo, la operación afirmaba que el sitio web de la Familia Real sería reemplazado por una página completamente negra con una breve declaración que confirme la muerte de Su Majestad. Sin embargo, esto no sucedió. Si bien el logo de The Royal Family y algunas secciones de la página cambiaron su color habitual por el negro de luto, el fondo es blanco y hay fotos a color. Lo primero que se ve en la portada es el anuncio de la muerte de la reina y al costado una declaración de Carlos opinando sobre el fallecimiento de su madre. En este caso, sí se respetó la brevedad de los comunicados.

Tampoco se cumplió lo acordado sobre el cuerpo de la reina. Al morir en Balmoral (Escocia), se activó la “Operación Unicornio”, que decía que los restos de Isabel serían llevados a Londres en tren. Sin embargo, se decidió que Isabel II sea velada en la catedral escocesa de St Giles, en Edimburgo, este lunes. Allí yacerá durante 24 horas.

La audiencia privada entre Carlos III y la flamante primera ministra británica, Liz Truss, que según “London Bridge” se llevaría a cabo el día de la muerte, finalmente tuvo lugar el viernes.

Posiblemente los cambios en el protocolo hayan tenido que ver con el anuncio de la muerte de la reina. El mismo se realizó a las 18.31 del jueves, por lo que ciertas cuestiones debieron retrasarse por falta de tiempo. Pareciera que todo se corrió un día.

Ya con la proclamación de Carlos, habrá que ver cómo continúa la operación. En principio, el protocolo estipula que el rey debería comenzar una gira oficial por el Reino Unido.

A continuación, los próximos días de “London Bridge” teniendo en cuenta el retraso producto de que el anuncio del fallecimiento se realizó casi sobre la noche del jueves.

Día D +3

El nuevo rey Carlos iniciará una gira por el Reino Unido.

Comenzará con una visita al Westminster Hall en las Casas del Parlamento, donde los parlamentarios darán una “moción de condolencia”.

Su próxima parada será Edimburgo para visitar el parlamento escocés seguido de un servicio conmemorativo en la Catedral de St. Giles en Edimburgo.

Día D +4

Luego, el rey Carlos volará a Irlanda del Norte, donde los miembros del parlamento delegado darán otra moción de condolencia, esta vez en el Castillo de Hillsborough, la residencia del Secretario de Estado para Irlanda del Norte y la residencia oficial del monarca mientras se encuentra en Irlanda del Norte.

Luego asistirá a un servicio en la Catedral de Santa Ana en Belfast.

Mientras tanto, en Londres tendrá lugar el primer ensayo de la procesión del ataúd de la reina desde el Palacio de Buckingham hasta el Palacio de Westminster vía The Mall, conocido como Operación León.

Día D +5

El cuerpo de la reina dejará el Palacio de Buckingham y será llevado al Palacio de Westminster para permanecer allí.

La procesión será el primer gran desfile militar. Una marcha lenta similar para la reina Madre en 2002 involucró a 1.600 personas y se extendió por media milla. Se cree que la ruta tiene capacidad para alrededor de un millón de personas.

Se llevará a cabo un servicio conmemorativo cuando llegue.

Día D +6 al Día D +9

Comienzan los tres días de la reina acostada, denominada “Operación Pluma”.

Su ataúd se colocará en un catafalco oscuro, un marco de madera decorado que sostiene el ataúd de una persona distinguida durante un funeral o mientras está acostado, para que sea más fácil para el público que entra en fila para ver el ataúd.

Las primeras personas en visitar serán los VIP, a quienes se les darán espacios cronometrados para presentar sus respetos.

Luego, el público podrá caminar con la sala cerrada solo una hora cada día.

Mientras tanto, Carlos volará a Gales para el tramo final de su gira por el Reino Unido. Visitará el parlamento galés antes de un servicio conmemorativo en la catedral de Llandaff en Cardiff.

Y habrá una gran cantidad de planificación en la casa real y en Whitehall, especialmente para garantizar que los jefes de estado, personalidades importantes y dignatarios tengan arreglos para dirigirse al Reino Unido para el funeral del día 10.

El Departamento de Transporte, el Ministerio del Interior y la Fuerza Fronteriza tienen planes establecidos para la cantidad de turistas británicos y extranjeros que se espera que vayan a Londres en este período.

El transporte para Londres también estará involucrado para garantizar que la provisión de metro y autobús sea suficiente.

Más de un millón de personas podrían llegar, lo que significa que los hoteles, el transporte público y los espacios públicos de Londres estarán ‘llenos’, dice un documento. Es probable que la licencia policial se cancele, pero existen preocupaciones sobre la cantidad de comisarios requeridos y dónde encontrarlos.

Día D +10

El día del funeral de la reina. Será un “Día de duelo nacional”, aunque no será un día festivo oficial. Si cae en un día de la semana, se dejará a los empleadores decidir si el personal puede tener el día libre, pero no habrá ningún dictado que lo ordene.

Su Majestad será trasladada al funeral de estado celebrado en la Abadía de Westminster, que culminará con un silencio de dos minutos en todo el país al mediodía.

Luego será llevada a la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, donde será enterrada en la Capilla Conmemorativa del rey Jorge VI junto a su amado esposo, el Príncipe Felipe.

No se sabe cuándo se llevará a cabo la coronación del príncipe Carlos. Pero su madre, la reina, fue coronada 16 meses después de la muerte del rey Jorge VI.