En Maracay es más fácil ver espantos que patrullas policiales

En Maracay es “más fácil ver fantasmas” que patrullas policiales

 

 

Ante el aumento de sucesos suscitados en los últimos días en la ciudad de Maracay, se realizó un recorrido por las principales arterias viales de la ciudad para constatar la capacidad operativa de la policía del estado Aragua, la cual ha sido cuestionada por su falta de personal y unidades patrulleras y motorizadas.

Corresponsalía lapatilla.com

“En el centro uno ve unos policías en el bulevar Pérez Almarza, pero pareciera que son los únicos que hay para todo el centro, ya no salen a patrullar como antes, pareciera que no tuvieran vehículos ni motos o si tienen seguramente se les han dañado por falta de mantenimiento“, dijo el ciudadano Víctor Molina, en la plaza Bicentenaria de Maracay.

En las noches la situación empeora, tan solo se logra apreciar una en la Av. Las Delicias para todo el norte de la ciudad y en la Av. Bolívar se aprecia otra al lado de la sede del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

El patrullaje nocturno desapareció, es más fácil ver a un fantasma que a una patrulla. Solo los ve si hay un choque o si están cerrando una santamaría donde cobran vacuna por cuidar. De resto, en Maracay cada vez se ve menos el patrullaje de los policías y eso nos preocupa“, aseguró Armando Ojeda.

A pesar de lo que dicen los ciudadanos, desde la Policía del estado Aragua aseguran que lograron la disminución del 53% de homicidios y de otros ocho delitos en un 23%, los cuales son monitoreados por el Observatorio Venezolano de Seguridad.

Asimismo, de acuerdo a las declaraciones ofrecidas por el comisario general y director este cuerpo de seguridad, Yoel Reyes, durante la conmemoración del 48? aniversario de la Policía del estado Aragua, aseguró que “son 2 mil 343 funcionarios los que integran el cuerpo de seguridad en el estado de manera activa para defender al pueblo de los grupos delictivos“.

Ante esto, Dionisio Guzmán comentó que “las pocas” unidades que logra ver siempre están en la zona norte de la ciudad. “Las patrullas y los policías parecieran que se han convertido en los vigilantes de los grandes comercios, sólo velan por ellos porque les pasan la bendita colaboración o vacuna como yo le llamo“, agregó.